OPINIÓN | Panorama mundial del azúcar

Recién iniciada la zafra y coincidiendo con el clásico informe semestral del USDA sobre el panorama mundial del azúcar, considero será de interés ver algunas cifras, puesto que van a repercutir –de una u otra forma- en nuestra actividad.

Al men­ciona­do informe no puedo cal­i­fi­car­lo como alen­ta­dor, puesto que los números glob­ales indi­can para la cam­paña 2020/21 una pro­duc­ción mundi­al de 188,077 mil­lones de toneladas de azú­car val­or crudo vs un con­sumo de 177,795 mil­lones de t, lo cual señala un exce­dente de 10,282 mil­lones de t, cifras que se agra­van cuan­do vemos el “stock” para el mis­mo peri­o­do de 43,551 mil­lones de t. Vista así las cosas, será difí­cil esper­ar subas en los pre­cios de la coti­zación inter­na­cional, tan­to del azú­car crudo (con­tra­to 11 de New York) como del refi­na­do blan­co (con­tra­to 5 de Lon­dres).

En ese con­tex­to inter­na­cional, no deja de lla­mar la aten­ción el fuerte incre­men­to de pro­duc­ción exper­i­men­ta­do por Brasil, India, Tai­lan­dia y la Unión Euro­pea, cada uno con sus razones. Por ejem­p­lo el veci­no Brasil se incli­no por hac­er mas azú­car que alco­hol, en una clara demostración de cómo mane­jan des­de el “Con­se­caña” toda la políti­ca anu­al del azú­car y alco­hol, en un esque­ma que viene con total con­tinuidad des­de hace 40 años, ya sea con el Plan alsu­car primero y luego con lo que men­cioné. Claro, eso requiere que todos los sec­tores involu­cra­dos actúen jun­tos, tan­to públi­cos como pri­va­dos. No pier­den tiem­po dis­cutien­do banal­i­dades.

Así van por una pro­duc­ción de 39,5 mil­lones de t (primeros en el mun­do) y expor­taran 28,5 mil­lones de t (tam­bién primeros mundi­ales). Después la siguen India, que no trepi­do en incen­ti­var a sus pro­duc­tores, con 33,7  mil­lones de t y lo lla­ma­ti­vo es la Unión Euro­pea en ter­cer lugar con el azú­car remo­lacha, (cuyo men­tor orig­i­nal fue Napoleón). Puesto que pro­ducirá 17,7 mil­lones de t, a pesar que dis­min­uyó el área sem­bra­da en un 2%, lo cual demues­tra su efi­cien­cia pro­duc­ti­va.

Obtienen val­ores de azúcar/ha que son el doble de lo que hace Tucumán. Argenti­na aparece en el 19 lugar en pro­duc­ción, con un esti­ma­do val­or crudo de 1,780 mil­lones de t y pre­vé exportación de 340 mil t.

Que plan­i­fi­cación tiene Tucumán en esto, desconoz­co. El com­por­tamien­to de esa dupla de pro­duc­ción y con­sumo mundi­al incide direc­ta­mente en los pre­cios inter­na­cionales. Tan es así que los val­ores del crudo esta­ban en Mar­zo en U$S 248/t y bajo a U$D 240,97 en Mar­zo (alrede­dor de 11 cvts de dólar por libra) mien­tras el refi­na­do esta­ba en U$S 367/t, todos en val­ores bru­tos. Se desta­ca que las cifras prome­dios de ambos tipos de azu­cares durante 2019, fluc­tu­aron alrede­dor de U$S 238/t y U$S367/t respec­ti­va­mente.

Como se obser­va con varia­ciones mín­i­mas. si com­para­mos estos datos con lo que indi­ca el mer­ca­do inter­no del azú­car tipo “A”, los val­ores acept­a­bles para CACTU al 03 de Junio –con entre­ga inge­nio- esta­ban entre $1815 a $1865 la bol­sa de 50 Kg, que resul­tan supe­ri­ores al equiv­a­lente de esa bol­sa en crudo, con $845,30 y para el refi­na­do rep­re­sen­ta $1287,25. Estos val­ores nos indi­can clara­mente –según mi opinión- la necesi­dad de cuidar el mer­ca­do frente a un mer­ca­do exter­no tan débil en estos momen­tos. Algo pare­ci­do pasa al con­sid­er­ar el equiv­a­lente entre azúcar/etanol, pues la bol­sa de 50 Kg según méto­dos de cál­cu­lo acep­ta­dos en Junio 2017, estaría en $873,40, un poquito mejor al crudo exportación, sin con­tar los des­cuen­tos por fletes, puer­to, etc., donde la difer­en­cia se hace may­or.

Los tópi­cos anal­iza­dos vienen bien para lo que Tucumán espera en esta zafra, según hizo cono­cer la Exper­i­men­tal. Para las 276.880 ha cosech­ables, mane­jan tres alter­na­ti­vas posi­bles: obten­er para molien­da des­de 14.625.000 t a 15.395.000 t, que con rindes de 9,46% a 10,75% resul­tarían alrede­dor 1.385.500 t a 1.625.000 t de azú­car, que suponemos es lo que aho­ra denom­i­nan “azú­car equiv­a­lente”. El “azú­car físi­co” disponible es otra cosa. Así los rindes en t/caña/ha se ubi­can entre 52,82 a 55,60 t/ha. Ello rat­i­fi­ca los val­ores obser­va­dos en los últi­mos 15 años, donde no pudo super­arse lo alcan­za­do en zafras 2005 y 2006.

Des­de allí, el crec­imien­to de la super­fi­cie cosech­able no con­tribuyo en aumen­tar los rindes de kg/azúcar/ha, ver­dadero parámetro de efi­cien­cia. Además un aspec­to a tomar en cuen­ta –y según estadís­ti­cas de la Exper­i­men­tal, mien­tras la caña de azú­car crecía en 87.170 ha entre 2006 al 2019, la soja decrecía en pro­por­ciones pare­ci­das, con 82.230 ha menos. Cuestión de razonar (ver www.mercadoazucar.com). Otro tema que no podemos pasar por alto, es la mar­ca­da difer­en­cia entre los val­ores que pro­por­cio­nan el INTA y la Exper­i­men­tal, respec­to al área cul­ti­va­da con caña de azú­car.

El primero dice 260.811 ha (ver La Gac­eta del 23 de Mayo), mien­tras la segun­da enti­dad dice 276.880 ha.

Son 16.069 ha, que es una super­fi­cie may­or al área cul­ti­va­da en todo Chi­cli­gas­ta (15.359 ha). Es mucho, a pesar de emplear téc­ni­cas sim­i­lares con las imá­genes satelitales del land-sat. Así los Rtos. cul­tur­ales cam­bian, según como se los mire.

Por Ing. Agrónomo, Fran­co Augus­to Fogli­a­ta.