Luego de los aumentos, ¿cómo quedaron los precios de los combustibles en la Argentina comparados con otros países?

A pesar de las subas mensuales, los valores que se pagan a nivel local son bajos comparados con buena parte del resto del mundo

A pesar de los últi­mos aumen­tos en los pre­cios de los com­bustibles, la Argenti­na sigue man­te­nien­do pre­cios, en prome­dio, más bajos que el resto de los país­es de la región. Hoy, en los sur­tidores de la ciu­dad de Buenos Aires, los pre­cios de la petrol­era YPF —que rep­re­sen­ta más del 50% del mer­ca­do— son de $40,43 (USD 0,92) para el litro de la naf­ta súper y $37,94 (USD 0,86) para el litro de diésel.

El pre­cio prome­dio de la naf­ta súper (95 octanos) en todo el mun­do es de USD 1,12 por litro y el pre­cio prome­dio del diesel es de 1,05 dólares

“En la com­para­ción, lo que se puede ver es que en el caso del diesel esta­mos a niv­el inter­na­cional. Pero en las naf­tas nos da la pau­ta de que tienen un atra­so en los pre­cios. Toman­do como base el dólar futuro y los con­tratos a futuro para el crudo Brent, da un 22% de aumen­to acu­mu­la­do. Si resta­mos lo que ya subieron las empre­sas durante 2019, estaría fal­tan­do un 3,5% aprox­i­mada­mente. Son indi­cadores rel­a­tivos pero sir­ven como ref­er­en­cia para ver si se va a mover hacia arri­ba o aba­jo”, explicó Gabriel Bor­no­roni, pres­i­dente de la Fed­eración de Expende­dores de Com­bustibles (Fecac).

 

“Ten­emos un 7% de caí­da a niv­el nacional en prome­dio en ven­ta de com­bustibles, en vol­u­men. La may­or caí­da es en naf­tas y como hay una retrac­ción sig­nifi­ca que las petrol­eras no han aumen­ta­do lo que debería haber aumen­ta­do. Siem­pre hemos esta­do a niv­el region­al ter­ceros o cuar­tos porque hay una real­i­dad que el 20% del com­bustible es impor­ta­do”, señaló.

Sin embar­go, si se com­para con los pre­cios del inte­ri­or del país, la difer­en­cia con el resto de la región es menor. En Cór­do­ba Cap­i­tal, por ejem­p­lo, el pre­cio prome­dio por litro (entre las dis­tin­tas com­pañías) es de $41,30 para el gasoil gra­do 2 y $45,73 para la naf­ta súper. Y en la provin­cia de Buenos Aires, $41,32 para el gasoil y 43,28 para la naf­ta súper.

En la com­para­ción, lo que se puede ver es que en el caso del diesel esta­mos a niv­el inter­na­cional. Pero en las naf­tas nos da la pau­ta de que tienen un atra­so en los pre­cios (Bor­no)

“Hay una brecha entre la ciu­dad de Buenos Aires y el resto de las provin­cias y más con los pueb­los más chicos del inte­ri­or. Entre Cór­do­ba y Cap­i­tal Fed­er­al hay un 11% aprox­i­mada­mente de difer­en­cia”, advir­tió el tit­u­lar de Fecac.

El pre­cio prome­dio de la naf­ta súper (95 octanos) en todo el mun­do es de USD 1,12 por litro y el pre­cio prome­dio del diesel es de USD 1,05, según los rel­e­vamien­tos que real­iza la platafor­ma online espe­cial­iza­da Glob­al Petrol Prices. Como regla gen­er­al, los país­es más desar­rol­la­dos sue­len ten­er com­bustibles con pre­cios más altos, mien­tras que los país­es más pobres y los país­es que pro­ducen y expor­tan petróleo tienen pre­cios sig­ni­fica­ti­va­mente más bajos.

Esta­dos Unidos es la excep­ción, con pre­cios minoris­tas por deba­jo del prome­dio (inclu­so más bajo que los de la Argenti­na) para sus com­bustibles. Además, las difer­en­cias de pre­cios entre los país­es respon­den a difer­entes impuestos inter­nos y sub­sidios para los com­bustibles.

Fuente: Infobae.