¿Falta gasoil? Hay cupos en el interior y tensión con el campo

Cada petrolera pierde $ 38,50 por litro de gasoil que vende en el mercado local. Antes de que inicie la cosecha gruesa, los productores agropecuarios quieren acopiar producto y las refinadoras topearon las ventas.

El salto de los pre­cios inter­na­cionales de la energía provocó un atra­so de pre­cios locales del 30%. A días de que empiece la cosecha grue­sa agropecuar­ia, las petrol­eras impusieron cupos de entre­ga de com­bustibles (prin­ci­pal­mente gasoil que usan máquinas y camiones) para evi­tar vender a pér­di­da. Tan­to el cam­po como los trans­portis­tas y los dueños de esta­ciones de ser­vi­cio denun­cian fal­tantes.

La situación tiene varias aris­tas. Las refi­nado­ras ase­gu­ran que hay pro­duc­to sufi­ciente pero que el cam­po, en vez de com­prar­lo en el canal may­orista (donde los pre­cios son entre 15% y 20% más altos que en el minorista), va a los sur­tidores que atien­den al públi­co gen­er­al para acopi­ar gasoil y antic­i­parse a futur­os aumen­tos.

Esto lle­va a impon­er cupos en las ven­tas y las esta­ciones de ser­vi­cio blan­cas (sin ban­dera), que no tienen con­tra­to con ningu­na petrol­era, sufren fal­tantes habit­uales.

El 85% del gasoil pre­mi­um (gra­do 3) que se con­sume en el país es impor­ta­do. Cada litro com­pra­do en el exte­ri­or y ven­di­do en el canal minorista con­ll­e­va una pér­di­da de $ 38,50 por litro, según comen­taron a El Cro­nista fuentes del sec­tor. Pero el prob­le­ma actu­al está inclu­so en el gasoil común (gra­do 2).

¿FALTAN COMBUSTIBLES?

A niv­el inter­na­cional, el petróleo se nego­cia a 106 dólares por bar­ril, mien­tras que el crudo Medan­i­to, que se pro­duce en Neuquén (donde está la for­ma­ción Vaca Muer­ta), se vende en el mer­ca­do inter­no a unos u$s 59. Tiem­po atrás, cuan­do esta brecha era menor o direc­ta­mente no existía, los pre­cios locales del canal may­orista eran menores que los del públi­co gen­er­al, por las ven­tas a granel.

En este con­tex­to, la Fed­eración Argenti­na de Enti­dades Empre­sarias del Auto­trans­porte de Car­gas (Fadeeac) aprovechó para denun­ciar fal­tantes y que­jarse de los aumen­tos de los com­bustibles ocur­ri­dos en febrero y mar­zo, del orden del 10% en ambos casos en esta­ciones de ser­vi­cio pero de entre 15% y 27% en el canal may­orista.

Los empre­sar­ios trans­portis­tas jus­ti­fi­caron así el incre­men­to de sus cos­tos, que en febrero fue del 7,16% y que der­ra­ma sobre toda la cade­na pro­duc­ti­va, con lo que se retroal­i­men­ta la inflación.

Los pro­duc­tores de bio­com­bustibles quieren susti­tuir gas por biodiesel en las cen­trales eléc­tri­c­as

Asimis­mo, los esta­cioneros nucle­a­d­os en la Con­fed­eración de Enti­dades del Com­er­cio de Hidro­car­buros de Argenti­na (Cecha) advirtieron que “esta­mos a las puer­tas de una cri­sis que afec­tará a toda la cade­na pro­duc­ti­va”. “El atra­so del 32% en los pre­cios ‑des­de comien­zos de año– es lo que llevó a que hoy este­mos frente a las primeras señales de desabastec­imien­to en com­bustibles claves como el gasoil”, señalaron.

“Hoy en las esta­ciones esta­mos operan­do con sis­tema de cupo, podemos vender 15 litros de gasoil por cliente”, alertó el pres­i­dente de Cecha, Gabriel Bor­no­roni. “En estas condi­ciones, no está garan­ti­za­do el com­bustible para lev­an­tar la cosecha”, dijo. Las ven­tas de com­bustibles crecieron 2,1% men­su­al en febrero, pero el 60% de las esta­ciones no logra vender la can­ti­dad sufi­ciente como para cubrir todos sus cos­tos ‑el pun­to de equi­lib­rio sería 298.000 litros men­su­ales en prome­dio-.

Por últi­mo, la situación se agra­va porque los pro­duc­tores de bio­com­bustibles dejaron de entre­gar bioetanol y biodiesel en los últi­mos días, ante la dis­para­da inter­na­cional de los pre­cios del aceite de soja y el maíz.

El bioetanol de maíz recla­ma una suba de 53% en el pre­cio reg­u­la­do (de $ 65,42 a $ 100 por litro) o dejará de pro­ducir en abril, por lo que indi­can que habrá que impor­tar un 6% del total de la naf­ta para abaste­cer al mer­ca­do inter­no.

En tan­to, la indus­tria del biodiesel pide volver a ele­var el corte al 10% en el gasoil refi­na­do para dis­minuir los cos­tos de importación.

Fuente: El Cro­nista.