Pelea en los surtidores: Shell dio marcha atrás con la suba de la nafta

El pasado sábado Raizen Argentina, licenciataria de la marca Shell en el país, anunció una suba del 9,5% en el precio de la nafta y el gasoil.

Al día sigu­iente, YPF comu­nicó que tam­bién aumen­taría y le sigu­ió Axion, ambas con un 4,5% en prome­dio.

Dado que la petrol­era aumen­tó mucho más que sus com­peti­do­ras, hoy dio mar­cha atrás con la decisión y apli­cará des­de mañana una reba­ja en sus pre­cios. Por la propia dinámi­ca del mer­ca­do, si una empre­sa tiene los val­ores mucho más altos que sus com­peti­dores, se que­da sin clientes.

“Man­ten­er com­pet­i­tivi­dad”, fue la expli­cación que esgrim­ieron des­de Shell, donde infor­maron que la reba­ja será del 4,5% prome­dio en el país a par­tir de la primera hora de mañana. Esto es, que la petrol­era igualará el incre­men­to estable­ci­do por las otras com­pañías.

De esta man­era, el litro de naf­ta de Shell en la Ciu­dad de Buenos Aires bajará de los actuales $49,98 a $47,67 para la naf­ta V‑Power y pasará de $43.36 a $41.48 para la for­mu­la súper. En tan­to, la V‑Power diésel costará $45.95 y $39.57 para la for­mu­la Diesel a par­tir de mañana.

La prin­ci­pal causa de los com­bustibles en este mes es la suba del 10% en el val­or del dólar durante mar­zo. Como habían antic­i­pa­do, la variación está suje­ta a el movimien­to de la divisa y a la coti­zación del Brent, el pre­cio inter­na­cional del bar­ril de petróleo.

El incre­men­to tam­bién está rela­ciona­do con el aumen­to del Impuesto al Com­bustibles (ILC), que se actu­al­iza por la inflación acu­mu­la­da del últi­mo trimestre y que el Gob­ier­no decidió des­doblar entre mar­zo y abril. La primera suba se había hecho a comien­zo de mar­zo.