Gobierno marca a presión a las alimenticias por los precios

En Desarrollo Productivo ya están hablando con las empresas. Apuntan, sobre todo, al precio del azúcar que, según dicen, creció 300% la bolsa de 50 kilos en tres meses y medio.

Fun­cionar­ios del Min­is­te­rio de Desar­rol­lo Pro­duc­ti­vo comen­zaron a hac­er un seguimien­to detal­la­do de la evolu­ción de los pre­cios del sec­tor ali­men­ti­cio, tras una orden del pres­i­dente Alber­to Fer­nán­dez. Hay tres tipos de pro­duc­tos den­tro del rubro que están provo­can­do may­or pre­ocu­pación y eno­jo entre las prin­ci­pales fig­uras del Gabi­nete económi­co por el inex­plic­a­ble e inusu­al incre­men­to de los pre­cios. Son el azú­car (el que más fas­tidio provo­ca), la hari­na y el aceite.

El próx­i­mo jueves, el Insti­tu­to Nacional de Estadís­ti­ca y Cen­sos (INDEC) dará a cono­cer los datos del IPC Nacional Urbano del mes pasa­do. Según esti­ma­ciones pri­vadas, se ubi­caría por deba­jo del 2%, debido fun­da­men­tal­mente al con­ge­lamien­to de tar­i­fas, de com­bustibles y del dólar. Pero en el Gob­ier­no ven que en el rubro ali­men­tos volverá a estar por enci­ma del prome­dio. En enero el IPC había lle­ga­do al 2,3%, mien­tras que el rubro ali­men­tos alcanzó el 4,7%; y todo indi­caría que en febrero se repe­tiría la ten­den­cia.

Des­de la Sec­re­taría de Com­er­cio les han pedi­do a las empre­sas del Cen­tro Azu­carero que expliquen por qué el 18 de noviem­bre pasa­do la bol­sa de 50 kilos coti­z­a­ba a $600, la razón por la que pasó a $836 al día sigu­iente, y cómo es que hoy el pre­cio del mis­mo pro­duc­to es de $1.800, es decir, 300% más caro que hace 3 meses y medio. El azú­car, plantean entre el equipo que acom­paña a Matías Kul­fas, se con­sume casi todo en el mer­ca­do inter­no, casi el 95%. “No se expli­ca ese incre­men­to”, afir­maron fuentes de la cartera a Ámbito Financiero.

Aclaran inclu­so que “es el úni­co pro­duc­to de primera necesi­dad que no está en Pre­cios Cuida­dos porque la Sec­re­taría de Com­er­cio se negó a con­va­l­i­dar los aumen­tos adi­cionales que pedían”. De hecho, en la cartera con­fir­man que “hay con­ver­sa­ciones des­de los primeros días, pero con esos aumen­tos pre­vios no se jus­ti­f­i­can nuevas subas”.

Tam­bién el aceite y la hari­na están en la mira. El primero subió 8,7% entre diciem­bre y enero pasa­dos, y el segun­do 4,5% en el mis­mo perío­do. Entre los fun­cionar­ios de Kul­fas con­sid­er­an que en febrero “los pre­cios pro­fun­dizaron la desacel­eración, pero pareciera que los ali­men­tos siguen por enci­ma del resto”.

Según esti­ma­ciones de la con­sul­to­ra Inves­ti­ga­ciones Económi­cas Sec­to­ri­ales (IES), sobre la base de datos del INDEC de enero, en un año los pre­cios de los ali­men­tos crecieron 59,1%, con­tra un niv­el gen­er­al del IPC del 51,5%, es decir, 7,6 pun­tos por­centuales por enci­ma del niv­el gen­er­al del cos­to de vida.

El viernes pasa­do, en la reunión del gabi­nete económi­co encabeza­da por el jefe de Gabi­nete, San­ti­a­go Cafiero, se anal­izó el tema y se dis­cutieron posi­bles her­ramien­tas para tratar de fre­nar la suba. Estu­vieron Martín Guzmán (Economía), Matías Kul­fas (Desar­rol­lo Pro­duc­ti­vo), Clau­dio Moroni (Tra­ba­jo), Mer­cedes Mar­có del Pont (AFIP), Miguel Pesce (Ban­co Cen­tral) y la número dos de Cafiero, Cecil­ia Todesca.

El día ante­ri­or ante empre­sar­ios, en el mar­co del encuen­tro del Con­se­jo Inter­amer­i­cano de Com­er­cio y Pro­duc­ción (CIy­CIP), el pres­i­dente Alber­to Fer­nán­dez afir­mó que “no es posi­ble que los pre­cios sigan subi­en­do; eso debe parar porque no tiene lóg­i­ca y vamos a ser inflex­i­bles”. En Desar­rol­lo Pro­duc­ti­vo se afir­ma que las pal­abras del primer man­datario esta­ban espe­cial­mente dirigi­das hacia los azu­careros.

En la cartera que con­duce Matías Kul­fas ase­gu­ran que van a seguir los con­tac­tos con las empre­sas para evi­tar los com­por­tamien­tos inex­plic­a­bles de pre­cios. Admiten que la deman­da de ali­men­tos es más inelás­ti­ca que en otros seg­men­tos de la economía a las varia­ciones de pre­cios, pero con­sid­er­an algu­nas subas están fuera del com­por­tamien­to nor­mal.

Fuente: Ámbito.