El Gobierno fija nuevas condiciones para las indemnizaciones por incapacidad laboral

El gobierno nacional fijó nuevas condiciones para el cálculo del monto de las indemnizaciones por incapacidad laboral definitiva o muerte de un trabajador, que deben abonar las aseguradoras de riesgos del trabajo (ART), a través del decreto 669/2019 publicado hoy en el Boletín Oficial.

El gob­ier­no nacional fijó nuevas condi­ciones para el cál­cu­lo del mon­to de las ind­em­niza­ciones por inca­paci­dad lab­o­ral defin­i­ti­va o muerte de un tra­ba­jador, que deben abonar las ase­gu­rado­ras de ries­gos del tra­ba­jo (ART), a través del decre­to 669/2019 pub­li­ca­do hoy en el Boletín Ofi­cial.

La nor­ma establece tax­a­ti­va­mente que para estable­cer ese cál­cu­lo del mon­to ind­em­niza­to­rio se deberán seguir una serie de cri­te­rios.

A los fines del cál­cu­lo del val­or del ingre­so base se con­sid­er­ará el prome­dio men­su­al de todos los salarios deven­ga­dos ‑de con­formi­dad con lo estable­ci­do por el artícu­lo 1° del Con­ve­nio N° 95 de la OIT- por el tra­ba­jador durante el año ante­ri­or a la primera man­i­festación inval­i­dante, o en el tiem­po de prestación de ser­vi­cio si fuera menor.

Los salarios men­su­ales toma­dos a fin de estable­cer el prome­dio se actu­alizarán mes a mes, aplicán­dose la variación del índice Remu­nera­ciones Imponibles Prome­dio de los Tra­ba­jadores Esta­bles (RIPTE).

Des­de la fecha de la primera man­i­festación inval­i­dante y has­ta la fecha en que deba realizarse la pues­ta a dis­posi­ción de la ind­em­nización por deter­mi­nación de la inca­paci­dad lab­o­ral defin­i­ti­va, dece­so del tra­ba­jador u homolo­gación, el mon­to del ingre­so base deven­gará un interés equiv­a­lente a la tasa de variación de las Remu­nera­ciones Imponibles Prome­dio de los Tra­ba­jadores Esta­bles (RIPTE) en el perío­do con­sid­er­a­do.

En caso de que las Ase­gu­rado­ras de Ries­gos del Tra­ba­jo no pon­gan a dis­posi­ción el pago de la ind­em­nización den­tro del pla­zo debido, se apli­cará un interés equiv­a­lente al prome­dio de la tasa acti­va cartera gen­er­al nom­i­nal anu­al ven­ci­da a trein­ta (30) días del Ban­co de la Nación Argenti­na, has­ta la efec­ti­va can­celación, acu­mulán­dose los intere­ses al cap­i­tal en for­ma semes­tral, según lo estable­ci­do en el artícu­lo 770 del Códi­go Civ­il y Com­er­cial de la Nación.

La Super­in­ten­den­cia de Seguros de la Nación dic­tará las nor­mas aclara­to­rias y com­ple­men­tarias, así como tam­bién medi­das ten­di­entes a sim­pli­ficar el pago de ind­em­niza­ciones y agilizar la ter­mi­nación de los pro­ce­sos judi­ciales, en ben­efi­cio de los tra­ba­jadores.

En 2017, la Super­in­ten­den­cia dic­tó una res­olu­ción a través de la cual impul­só el pago de ind­em­niza­ciones por parte de las ART, per­mi­tien­do que estas util­i­cen reser­vas téc­ni­cas para la cel­e­bración de acuer­dos con­cil­ia­to­rios y aumen­tan­do la exi­gen­cia económi­ca en mate­ria de con­sti­tu­ción de reser­vas para pasivos judi­ciales en los esta­dos con­ta­bles de las mis­mas.

Además, se elevó el mon­to mín­i­mo de reser­va por juicio, fijan­do una actu­al­ización per­iódi­ca para que el tran­scur­so del tiem­po no afecte la relación entre ese pasi­vo con­sti­tu­i­do y la real­i­dad económi­ca imper­ante a lo largo del tiem­po.

La adop­ción de esa medi­da indu­jo a las ase­gu­rado­ras a cel­e­brar acuer­dos con­cil­ia­to­rios y can­ce­lar juicios que esta­ban pen­di­entes, dis­min­uyen­do los pla­zos de pago en ben­efi­cio de los tra­ba­jadores afec­ta­dos.

En los con­sideran­dos de la medi­da, se desta­ca que resul­ta nece­sario ase­gu­rar la con­tinuidad de las condi­ciones de sosteni­bil­i­dad del Sis­tema de Ries­gos del Tra­ba­jo, prop­i­cian­do la pro­tec­ción de los ase­gu­ra­dos y tra­ba­jadores medi­ante un sis­tema financiera­mente viable, medi­ante garan­tías téc­ni­cas que per­mi­tan actu­ar ante un posi­ble dete­ri­oro de la situación pat­ri­mo­ni­al de las Ase­gu­rado­ras.

Fuente: Télam.