Soria se reunió con autoridades de La Trinidad para llevar soluciones a productores cañeros

0
66

En dicha zona trabajan actualmente 40 productores locales en un total de 2.500 hectáreas de caña de azúcar, que se ven afectados por la escasez de agua para el riego de cultivos.

El ministro de Obras y Servicios Públicos, Fabián Soria, junto al ministro de Desarrollo Productivo, Álvaro Simón Padrós, se reunieron con autoridades del ingenio La Trinidad en busca de alternativas de riego para productores tucumanos en torno al Dique Santa Isabel, ubicado en Concepción.

En dicha zona trabajan actualmente 40 productores locales en un total de 2.500 hectáreas de caña de azúcar, que se ven afectados por la escasez de agua para el riego de cultivos. De la reunión participaron autoridades del Ministerio del interior, de la Dirección Provincial del Agua (DPA), de la Dirección de Recursos Hídricos (DRH) y funcionarios de reparticiones involucradas.

Trabajamos de manera conjunta entre el sector público y privado para colaborar, mediante las obras pertinentes, con el desarrollo productivo y sustentable del sector cañero en el sur de la provincia. Nos pusimos a disposición para coordinar las partes y diagramar las tareas que lleven al beneficios de los productos”, expresó Fabián Soria, ministro de Obras y Servicios Públicos.

“Una de las posibilidades del ingenio es el abastecimiento de agua propia por pozos de captación de napas profundas. La idea es poner en servicio esos pozos y conducirlos a través del canal del efluente Trinidad. De esta forma se logrará sumar el agua que corre por el efluente de manera natural con la que se incorporen desde los pozos” explicó Vicente Gambaro, Jefe del Departamento de Ingeniería y Medioambiente del Ingenio La Trinidad.

Con esta medida se prevé la incorporación de un millón y medio de litros/hora que se agregarían al sistema de captación de agua para riego hacia el este de la planta, precisaron desde el ingenio.

“La propuesta tiene un marco que necesita el desarrollo de una ingeniería, la cual consiste en construir una traza donde el agua no ingrese por la planta, de la vuelta por el ingenio y pase directo a los productores. Es una obra interna que estamos por desarrollar”, agregó Gambaro.

Las tareas a realizar también contemplarán las precauciones necesarias para que el agua incorporada al efluente no ocasione inconvenientes en épocas de fuertes lluvias, con su consecuente crecida en el caudal de los ríos.

Fuente: Comunicación Tucumán.