“Si se blinda a Vaca Muerta, también hay que hacerlo con el biocombustible”

El de Desarrollo Productivo, Juan Luis Fernández, reclamó políticas que tiendan a recuperar el precio del bioetanol.

La recon­struc­ción de la economía debe darse de norte a sur y de este a oeste del país. Frente a esa premisa, el Gob­ier­no nacional debe aguzar su mira­da con sen­ti­do fed­er­al, de tal man­era de con­tem­plar la real­i­dad de las economías regionales a la hora del despegue, una vez que se reestruc­ture la deu­da argenti­na. Los empre­sar­ios petroleros insis­ten en un proyec­to de ley para blindar el yacimien­to de Vaca Muer­ta a los vaivenes económi­cos. Las provin­cias que com­po­nen la liga bioen­ergéti­ca creen que tam­bién es nece­sario con­tem­plar al bio­com­bustible en un rég­i­men de pro­tec­ción. “Per­sonal­mente, creo que si ten­emos que blindar Vaca Muer­ta, tam­bién hay que hac­er­lo con el bio­com­bustible, en primer tér­mi­no, con una nue­va ley que garan­tice su pro­duc­ción y le de via­bil­i­dad en el tiem­po”, dijo a LA GACETA el min­istro de Desar­rol­lo Pro­duc­ti­vo, Juan Luis Fer­nán­dez. Recien­te­mente lle­ga­do des­de Dubai, donde encabezó la mis­ión com­er­cial tucumana en la feria Guld­food, el tam­bién pres­i­dente del Insti­tu­to de Desar­rol­lo Pro­duc­ti­vo de Tucumán (IDEP) pon­deró la san­ción de la Leg­is­latu­ra de una ini­cia­ti­va que ins­ta a los rep­re­sen­tantes locales en el Con­gre­so a que soliciten la prór­ro­ga de la vigen­cia de la ley que reg­u­la la pro­duc­ción y el uso sus­tentable de bio­com­bustibles (26.093). Pero, además, reforzó la idea de con­tar con una nue­va nor­ma fed­er­al.

- ¿Por qué la pro­duc­ción de bioetanol atraviesa la actu­al situación?

- Has­ta octubre de 2017, el bioetanol a base de caña de azú­car, venía recor­rien­do un camino promiso­rio de inver­siones. Una res­olu­ción del entonces min­istro de Energía, Juan José Aranguren, rompe la seguri­dad jurídi­ca y se deja de aplicar una fór­mu­la de pre­cio que se había acor­da­do opor­tu­na­mente. Ese val­or cayó pau­lati­na­mente y hubo una trans­fer­en­cia de recur­sos del sec­tor pro­duc­ti­vo cañero, maicero y de biodiesel en favor de las petrol­eras. Por inca­paci­dad y por igno­ran­cia de los fun­cionar­ios que pos­te­ri­or­mente estu­vieron a car­go de Energía (Javier Igua­cel y Gus­ta­vo Lopetegui), se ter­minó de arru­inar la ecuación con un mane­jo arbi­trario del pre­cio. En defin­i­ti­va, no se respetó ningu­na de las vari­ables que esta­ban rela­cionadas con los cos­tos de pro­duc­ción tan­to para el bioetanol (maíz y caña de azú­car) como para el biodiesel.

- ¿En qué se tradu­jo eso?

- El pre­cio está un 30% por deba­jo de lo que debería estar si se hubiera respeta­do la fór­mu­la orig­i­nal. Esto, aso­ci­a­do a la fal­ta de finan­ciamien­to, en el caso par­tic­u­lar de la caña, esto se tradu­jo en una sobre­ofer­ta de azú­car en el mer­ca­do con la con­se­cuente caí­da del pre­cio del pro­duc­to y del alco­hol. Ten­emos hoy un pre­cio muy por deba­jo de los cos­tos de pro­duc­ción que lle­va a que la ecuación sea abso­lu­ta­mente neg­a­ti­va.

- ¿Qué políti­cas para la activi­dad esper­an de la actu­al gestión a niv­el nacional?

- La expec­ta­ti­va es que la gestión del pres­i­dente Alber­to Fer­nán­dez pon­ga las cosas en su lugar, lo cual impli­ca un pre­cio ret­ribu­ti­vo, tal como lo dice la ley. Esto quiere decir un respeto al val­or que toma en cuen­ta el cos­to de pro­duc­ción más una util­i­dad razon­able, de acuer­do con la nor­ma­ti­va vigente, respetan­do los volúmenes de mez­cla, con un pro­gra­ma inmedi­a­to que reac­tive lo que dice la ley vigente, pero pen­san­do en un nue­vo mar­co jurídi­co. Creo que si ten­emos que blindar el yacimien­to Vaca Muer­ta ‑como prop­i­cian las petroleras‑, tam­bién debe­mos hac­er­lo con el bio­com­bustible, en primer tér­mi­no, a través de una nue­va ley que lo con­tem­ple especí­fi­ca­mente.

- ¿Cuál es el argu­men­to de base?

- El may­or val­or agre­ga­do para el maíz, para la caña de azú­car y tam­bién para la soja. Esto sig­nifi­cará más desar­rol­lo y más tra­ba­jo para las economías regionales. Y esta­mos hablan­do del desar­rol­lo de una dece­na de provin­cias involu­cradas en la pro­duc­ción de com­bustibles alter­na­tivos. Mín­i­ma­mente, ten­emos que cumplir con nue­stros com­pro­misos inter­na­cionales de bajar los nive­les de emisión de dióx­i­do de car­bono. Tal es el desconocimien­to sobre el asun­to que la nor­ma­ti­va de sub­sidios al trans­porte sólo se ha men­ciona­do al gasoil y no al biodiesel, por caso. Var­ios munici­p­ios impor­tantes como Rosario (San­ta Fe) tenían toda su flota de trans­porte públi­co con biodiesel. Eso es ir mar­cha atrás en el uso de los com­bustibles alter­na­tivos.

- ¿Cuál es el camino que debería seguir el Gob­ier­no nacional en el tema?

- Hay que tratar una nue­va ley de bio­com­bustible que lo blinde en serio, más que prop­i­ciar, por ejem­p­lo, la qui­ta o baja de impuestos para la importación de autos eléc­tri­cos cuan­do la matriz energéti­ca nacional tiene un 75% de energía pro­duci­da a par­tir de com­bustibles fósiles. Podes no ten­er emi­siones de dióx­i­do de car­bono por el lado de los autos, pero sí des­de las plan­tas gen­er­ado­ras de energía. O sea, que lo mis­mo se hace daño al medio ambi­ente.

- El actu­al sec­re­tario de Energía, Ser­gio Lanziani, pro­pu­so con­for­mar una mesa de tra­ba­jo para analizar alter­na­ti­vas que per­mi­tan salir de la cri­sis…

- Me parece impor­tante que se con­voque a una mesa con los rep­re­sen­tantes públi­cos de provin­cias pro­duc­toras para que se for­mulen políti­cas públi­cas. Todos quer­e­mos que la activi­dad recu­pere el pre­cio del bioetanol; después vemos el aumen­to del corte y tam­bién el impul­so de los autos flex. Brasil es un caso de éxi­to sobre la via­bil­i­dad del sis­tema. Somos impor­ta­dores de gasoil y de naf­ta y creo que podríamos reem­plazar eso con la pro­mo­ción de la pro­duc­ción de más alco­hol y de biodiesel y dejar de gas­tar los dólares que no ten­emos.

Fuente: La Gac­eta.