Sequía de ventas para las fábricas de maquinaria agrícola

Los fabricantes locales esperan el repunte entre fin de año e inicios de 2019.

La peor sequía de los últi­mos 50 años y las tur­bu­len­cias económi­cas impactan de lleno en la ven­ta de maquinar­ia agrí­co­la, sec­tor cuya fac­turación total durante el segun­do trimestre de 2018 cer­ró en $ 7.654,9 mil­lones,cifra que rep­re­sen­ta una baja de 7,5%, según el Indec. Los números de unidades ven­di­das reg­is­traron bajas sig­ni­fica­ti­vas: las cosechado­ras, 52%; los trac­tores, 27,9%; los imple­men­tos, 23,6% y las sem­brado­ras, 20,5%.

“La caí­da ha sido gen­er­al­iza­da, no que­da un pro­duc­to exen­to”, expli­ca Rey­nal­do Postac­chi­ni, vicepres­i­dente de Claas Argenti­na, fil­ial de la fir­ma ale­m­ana que es una de las líderes locales y glob­ales. Números sim­i­lares reg­is­tran en Agco Argenti­na: “Esta caí­da va a ir cre­cien­do has­ta fin de año“, pre­vé Lucas Cos­ta, ger­ente de mar­ket­ing de esta empre­sa norteam­er­i­cana con pres­en­cia en casi todo el mun­do y dos plan­tas pro­duc­ti­vas en la provin­cia de Buenos Aires, una en Gen­er­al Rodríguez y otra en Hae­do.

Tam­bién acusa el golpe de la retrac­ción José Luis More­na, ger­ente com­er­cial de la fab­ri­cante local Pla,que en julio pasa­do quedó en manos de la esta­dounidense John Deere. “Has­ta junio, las ven­tas se encon­tra­ban en val­ores sim­i­lares a los de 2017, pero a par­tir de julio, la caí­da es del 50%”, infor­ma el vocero de la fábri­ca de pul­ver­izado­ras, sem­brado­ras y pro­duc­tos espe­cial­iza­dos con sede en Las Rosas, San­ta Fe.

“La sequía reper­cu­tió direc­ta­mente en el ingre­so del pro­duc­tor, pero el movimien­to del dólar tam­bién ele­va el niv­el de incer­tidum­bre y desalien­ta la inver­sión”, señala Postac­chi­ni, de Claas. Cos­ta, de Agco, suma otras razones del cóc­tel rece­si­vo: “La fal­ta de finan­ciamien­to por parte de las enti­dades pri­vadas y públi­cas. La suba de las tasas de interés”. Agco fab­ri­ca los trac­tores Agco Allis, Massey Fer­gu­son y Val­tra, los motores Agco Pow­er y Deutz, ele­men­tos de trans­misión y ejes para máquinas que se expor­tan a Brasil.

“La fal­ta de crédi­to ban­car­io, el incre­men­to de pre­cios por el aumen­to de cos­tos, la incer­tidum­bre financiera y la mer­ma de pro­duc­ción de soja y de maíz son los ele­men­tos que lle­van a esta actu­al­i­dad”, com­ple­ta More­na, de Pla, que cuen­ta en la Argenti­na con 450 emplea­d­os y en Brasil, con una plan­ta en Canoas.

Con líneas de pro­duc­ción en Sun­chales (San­ta Fe), Onca­ti­vo (Cór­do­ba) y Amegh­i­no (Buenos Aires), en Claas se espera, de cara a la rec­ta final del año, un repunte en la pro­duc­ción agrí­co­la, aunque condi­ciona­do por el nue­vo esque­ma de reten­ciones. “Las bue­nas per­spec­ti­vas de la cosecha de tri­go, con una super­fi­cie impor­tante de 6 mil­lones de hec­táreas sem­bradas, que se suman a 1 mil­lón de hec­táreas de ceba­da, man­tenían ele­vadas nues­tras expec­ta­ti­vas para el últi­mo trimestre del año. Sin embar­go, estas expec­ta­ti­vas aho­ra están suped­i­tadas al impacto que la vuelta de las reten­ciones al sec­tor ten­drá en la rentabil­i­dad del nego­cio y en las per­spec­ti­vas de inver­sión de los pro­duc­tores”, man­i­fi­es­ta Postac­chi­ni.

Las pre­vi­siones de Pla no son opti­mis­tas con respec­to al futuro inmedi­a­to. “Lo vemos con mucha incer­tidum­bre. Esti­mamos una recu­peración recién para el primer trimestre de 2019. Por el momen­to, el obje­ti­vo es con­tin­uar poten­cian­do canales de dis­tribu­ción y el com­er­cio exte­ri­or”, dice su ger­ente com­er­cial.

Para Agco, 2017 fue un año muy pos­i­ti­vo, por lo que cualquier caí­da en el pre­sente se hace aún más noto­ria. “Agco va a seguir invir­tien­do en el país, va a con­tin­uar con su pro­duc­ción local de trac­tores y cosechado­ras. En 2019 vamos a sumar por lo menos la pro­duc­ción de una nue­va platafor­ma de trac­tores e inver­siones para mejo­rar la com­pet­i­tivi­dad en la pro­duc­ción de trac­tores y motores”, antic­i­pa Cos­ta. Los trac­tores de fab­ri­cación nacional con­cen­traron en el segun­do trimestre del año el 67,1% del mer­ca­do; las cosechado­ras, el 66%; y los imple­men­tos, el 90,8%.

Fuente: Noti­cias.