Revolución en Latam Airlines: caña de azúcar como combustible

CON UNA PROYECCIÓN A 2050 | Con la meta de ser carbono neutral para 2050, y a 2030 reducir al 50% sus emisiones domésticas, Roberto Alvo, CEO de Latam Airlines plantea mejorar y encontrar eficiencias en su operación, por lo que considera utilizar combustibles alternativos como la caña de azúcar.

Alvo indicó que tan­to en Chile como en Brasil se pueden gener­ar estos com­bustibles alter­na­tivos. En Brasil, es con bio­com­bustible prin­ci­pal­mente a través de los resid­u­os de la caña de azú­car. “En Brasil la can­ti­dad de resid­u­os de la caña de azú­car es sufi­ciente para abaste­cer a toda la indus­tria aérea domés­ti­ca. Hoy hay plan­tas pequeñas, pero es una eta­pa muy embri­onar­ia aún”, dijo Alvo a DFMas.

En Chile, el CEO explicó que existe la alter­na­ti­va del hidrógeno verde, sea con energía solar, o eóli­ca. “En Pun­ta Are­nas en Chile hay un proyec­to chico que esta­mos miran­do, que es la gen­eración de una especie de crudo que después se puede refi­nar, y tam­bién están los proyec­tos que anun­ció el Min­is­te­rio de Energía, que son más ambi­ciosos, pero que van a estar hacia el final de la déca­da. Vamos a ten­er que usar jet fuel sin­téti­co, sea indus­tri­al o biológi­co, en los próx­i­mos años o si no, no vamos a cumplir nues­tra meta de 50%”, señaló al mis­mo medio Alvo.

Alvo con­sid­era que el pro­ce­so de reestruc­turación del Capí­tu­lo 11, con toda la difi­cul­tad que trae tam­bién les ha dado la posi­bil­i­dad de enfo­carse en cómo quieren que sea Latam. “Si crees que el rol de una empre­sa se enmar­ca sola­mente en la con­duc­ción de su nego­cio, estás equiv­o­ca­do. La sociedad le va a exi­gir más que su rol bási­co, orig­i­nal. Para que la sociedad te val­ore y te acepte, tienes que tomar un com­pro­miso más allá con el entorno en el que estás”, ase­guró Alvo. (Latam logra aplazar pre­sentación de su plan de reor­ga­ni­zación).

Es así como la aerolínea pre­vé un plan de sosteni­bil­i­dad con cua­tro pilares. “Cam­bio climáti­co: las líneas aéreas son emiso­ras de CO2, el mun­do nece­si­ta que resolva­mos este prob­le­ma, ten­emos que reducir nues­tras emi­siones y al plan­e­ta no le impor­ta la pan­demia, esto es aho­ra; segun­do, economía cir­cu­lar, es decir que nues­tra activi­dad no solo emite CO2, sino que tam­bién resid­u­os, usa muchos ele­men­tos que ter­mi­nan en vert­ederos cer­ca de las ciu­dades. Ter­cero, conec­tar y trans­portar aprovechan­do de apo­yar a las comu­nidades y país­es donde esta­mos. Y el cuar­to es un sis­tema de audi­toría y gestión que te per­mi­ta medir, mostrar y demostrar este nue­vo plan que esta­mos hacien­do”, comen­tó Alvo al mis­mo medio.

Fuente: Repor­tur.