Raízen compró activos de Pampa Energía por u$s20 millones

La operación le permitirá ampliar en 30% su capacidad de almacenamiento de productos y en 25% la superficie de su refinería.

La petrol­era Raízen Argenti­na, licen­ci­ataria de la mar­ca Shell en el país, anun­ció la adquisi­ción de la total­i­dad de los activos que Pam­pa Energía tiene en Dock Sud por un mon­to de u$s 20,8 mil­lones.
La com­pañía de ori­gen brasileño anun­ció la operación que le per­mi­tirá ampli­ar en 30% su capaci­dad de alma­ce­namien­to de pro­duc­tos y en 25% la super­fi­cie de su refin­ería.

Se tra­ta de la primera adquisi­ción de activos que Raízen Argenti­na real­iza en el país tras la com­pra del nego­cio de Down­stream de Shell, en octubre del año pasa­do.

Las insta­la­ciones adquiri­das a Pam­pa Energía, cuya super­fi­cie es de 30 hec­táreas, se com­pone de 43 tan­ques con una capaci­dad nom­i­nal de 228.000 m³ de pro­duc­to para petróleo crudo, gasoil, naf­tas, bio­com­bustibles, bases para lubri­cantes y adi­tivos.

Tam­bién cuen­ta con ocho galpones de alma­ce­namien­to y 4 islas de car­ga de camiones con una capaci­dad de despa­cho diario de 4.000 m³, explicó este mediodía la com­pañía.

“Estos activos son estratégi­cos, ya que per­mi­tirán opti­mizar la logís­ti­ca del petróleo crudo liviano para su proce­samien­to, la recep­ción de importa­ciones de diver­sos pro­duc­tos de nue­stro portafo­lio, y desar­rol­lar, a su vez, poten­ciales opor­tu­nidades de nuevos nego­cios”, afir­mó Teofi­lo Lacroze, pres­i­dente de Raízen Argenti­na.

El direc­ti­vo agregó que la operación “es una clara señal de con­fi­an­za hacia el país y de for­t­alec­imien­to de nues­tra par­tic­i­pación en el mer­ca­do de la refi­nación”.

Esta adquisi­ción, se enmar­ca den­tro del con­tex­to de un plan de inver­siones que la Com­pañía está eje­cu­tan­do para mejo­rar pro­ce­sos de cal­i­dad de pro­duc­tos y de ser­vi­cios.

Raízen Argenti­na se creó en octubre de 2018 a par­tir de la com­pra del nego­cio de refi­nación y com­er­cial­ización de com­bustibles de Shell Argenti­na.

La operación incluyó la Refin­ería de Buenos Aires, en Dock Sud, la plan­ta de Lubri­cantes en el bar­rio de Bar­ra­cas, la red de esta­ciones de ser­vi­cio que supera las 660 bocas de expen­dio, los nego­cios de LPG, com­bustibles marí­ti­mos y de aviación, asfal­tos, quími­cos, y activi­dades de sum­in­istro y dis­tribu­ción en el país.

En tan­to, en una nota envi­a­da a la Bol­sa de Com­er­cio, Pam­pa Energía pre­cisó que el pre­cio pacta­do fue de u$s 19,5 mil­lones más u$s 1,39 mil­lones en con­cep­to de “pro­duc­tos” de la ter­mi­nal, val­or suje­to a ajustes y a condi­ciones usuales en este tipo de transac­ciones.

La ven­ta de la refin­ería, al igual que ante­ri­ores desin­ver­siones, explicó la empre­sa, “se encuen­tra en línea con la estrate­gia de la sociedad de focalizar sus inver­siones y recur­sos humanos tan­to en la expan­sión de la capaci­dad insta­l­a­da para la gen­eración de energía eléc­tri­ca, como en la explo­ración y pro­duc­ción de gas nat­ur­al”.

En este últi­mo caso, Pam­pa pon­drá “espe­cial foco en el desar­rol­lo y la explotación de nues­tras reser­vas de gas no con­ven­cional (shale y tight gas)”, y por otra parte con­tin­uará invir­tien­do “en el desar­rol­lo de nues­tras con­ce­siones de ser­vi­cio públi­co”.

Fuente: Ámbito.