Producción de arroz, opacada por siembra de caña

Anteriormente se contó con una producción de arroz de hasta 10 mil toneladas por ciclo.

Enfa­tizó que la super­fi­cie que se pue­da sem­brar en la zona no es la mis­ma, ya que gran parte de los lugares están cubier­tos de caña, por lo que será muy difí­cil que los cañeros volteen su pro­duc­ción para sem­brar arroz.

Destacó que este cul­ti­vo deberá ser muy com­pet­i­ti­vo, con ref­er­en­cia a que exista una seguri­dad en la siem­bra para que los pro­duc­tores nue­va­mente se intere­sen y se atre­van a apos­tar en él.

“Antes sem­brábamos el arroz entre el día 3 y 10 de mayo, hoy en día es algo muy incier­to”.

Para lograr retomar el cul­ti­vo hay que finan­ciar con semi­l­las cer­ti­fi­cadas, así como con­tar con los insumos nece­sar­ios, el cap­i­tal y el seguro para sem­brar, para ten­er ase­gu­ra­da la inver­sión, de lo con­trario lle­ga a ser muy difí­cil.

Destacó que otro fac­tor que podría rep­re­sen­tar un prob­le­ma es que las zonas se encuen­tran muy frag­men­tadas, “el prob­le­ma del arroz es que se cosecha con maquinar­ia, por lo que mover la maquinar­ia de un cam­po a otro es com­pli­ca­do y se va a la alza el pre­cio”.

Hace cua­tro años se dejó de pro­ducir. Ante­ri­or­mente se con­ta­ba con has­ta 400 pro­duc­tores, de los cuales menos del 2 por cien­to se mantienen activos.

Destacó que exis­ten más empre­sas intere­sadas en reac­ti­var el cul­ti­vo en la zona, una de estas mostró interés durante el año pasa­do, ofer­tan­do  finan­ciamien­to, sin embar­go no pros­peró.

Fuente: NVI Noti­cias.