Piden cañeros apoyos urgentes por sequía prolongada en el país

Señalan una pérdida de hasta 15 por ciento de la producción nacional por el retraso de las lluvias; los estados más afectados son los del Noreste, Golfo y Sureste del país, apunta el presidente de la Unión Nacional de Cañeros, Carlos Blackaller Ayala

Pro­duc­tores de caña de azú­car deman­daron una estrate­gia urgente para aten­uar las afecta­ciones que tra­jo el retra­so de las llu­vias en San Luis Poto­sí, Tamauli­pas, Ver­acruz, Quin­tana Roo, Tabas­co y Campeche, con una pér­di­da de has­ta 15 por cien­to de la pro­duc­ción nacional.

“Con­fi­amos y apelam­os a la sen­si­bil­i­dad que el gob­ier­no fed­er­al debe ten­er en situa­ciones como ésta (…), donde pareciera estarse dibu­jan­do una cri­sis en la caña de azú­car”, dijo el pres­i­dente de la Unión Nacional de Cañeros (UNC), Car­los Black­aller Ayala.

Señaló que el fenó­meno de sequía pro­lon­ga­da ha sido más severo en las regiones pro­duc­toras de los esta­dos del Noreste, Gol­fo y Sureste, donde 60 por cien­to de la pro­duc­ción nacional –más de 500 mil hec­táreas- se cul­ti­van con caña de azú­car.

“Hemos obser­van­do una gran pro­por­ción de afectación tasa­da como grave o críti­ca, pues hay planta­ciones con pér­di­da de rendimien­to en más de un 40 por cien­to y una gran can­ti­dad que, inclu­so, no serán cosechadas por tratarse de pér­di­da total”, abundó en entre­vista con Notimex.

Foto: Cuar­toscuro

En el caso de la caña, indicó, el cañero pierde doble porque se tiene una mer­ma total de la cosecha actu­al y tam­bién se pierde la cepa del cul­ti­vo al tratarse de un pro­duc­to perenne. “Eso deman­da nuevas inver­siones”.

Ase­guró que la fal­ta de agua plu­vial ha deja­do una pér­di­da pro­duc­ti­va nacional de entre 10 y 15 por cien­to, aunque depende de la reg­u­lar­ización de las llu­vias en esta tem­po­ra­da, y sos­tu­vo que “la acu­mu­lación del daño no es reversible”.

Sin embar­go, la gravedad es mucho may­or, apun­tó Black­aller Ayala, al esti­mar que en la zafra 2019–2020 se dejarán de obten­er 500 a 900 mil toneladas de azú­car por la pér­di­da de cul­tivos y reduc­ción en los rendimien­tos de cam­po de los 15 esta­dos pro­duc­tores.

Ello porque en esas enti­dades –con 230 munici­p­ios ded­i­ca­dos a ese sec­tor pro­duc­ti­vo- cuen­tan con una super­fi­cie de 840 mil hec­táreas de caña–, lo que traerá más afecta­ciones en la der­ra­ma económi­ca y la gen­eración de empleos.

A esta activi­dad se ded­i­can más de 180 mil cañeros, se abaste­cen 51 inge­nios azu­careros y la cade­na agroin­dus­tri­al gen­era más de 500 mil empleos. El val­or bru­to de la pro­duc­ción de azú­car lle­ga a alcan­zar los 80 mil mil­lones de pesos, según los datos de la UNC.

Pero de perder de 500 a 900 mil toneladas de azú­car, se dejarán de percibir entre seis mil y 10 mil mil­lones de pesos del val­or de la pro­duc­ción, lo que sig­nifi­caría pér­di­das de tres a cin­co mil­lones de pesos para los cañeros, expu­so.

Black­aller Ayala refir­ió que de esa grave situación se encuen­tran infor­madas las autori­dades, a través de la Sec­re­taría de Agri­cul­tura y Desar­rol­lo Rur­al (Sad­er), y urgió a estable­cer medi­das para rever­tir las pér­di­das.

Inclu­so, pidió al gob­ier­no fed­er­al a redoblar el esfuer­zo y acel­er­ar el paso para avan­zar en la entre­ga de los siete mil 300 pesos anuales, a través del pro­gra­ma Pro­duc­ción para el Bien­es­tar, y ayu­dar a mino­rar la cri­sis a los pro­duc­tores de caña.

“No es una can­ti­dad que resuel­va, pero si es un palia­ti­vo y, sobre todo, es una aportación impor­tante para los pequeños pro­duc­tores”.

Fuente: Razón.