Las economías regionales necesitan atención

La mayoría de las actividades productivas sufren los avatares de la economía nacional, por lo que la crisis que sufren muchas de ellas es muy grave.

Los pedi­dos de las orga­ni­za­ciones pro­duc­ti­vas apun­tan a las políti­cas que incen­tiv­en a la pro­duc­ción, como el finan­ciamien­to y una baja pro­fun­da en la pre­sión trib­u­taria, el rein­te­gro de las exporta­ciones y la dis­min­u­ción o elim­i­nación de las reten­ciones.

Los días miér­coles y jueves pasa­dos se real­izó en Tucumán la 7° edi­ción del Foro Económi­co del NOA, en el que par­tic­i­paron impor­tantes per­son­al­i­dades del mun­do económi­co, políti­co y empre­sar­i­al, quienes abor­daron, entre otros temas, asun­tos de altísi­ma actu­al­i­dad rela­ciona­dos, prin­ci­pal­mente, con las próx­i­mas elec­ciones y a los efec­tos, prin­ci­pal­mente económi­cos, que podrían suced­er en el país según como se dier­an los resul­ta­dos.

Ante un numeroso públi­co que pres­en­ció las dos jor­nadas orga­ni­zadas por la Fun­dación Fed­er­al­is­mo y Lib­er­tad, asistieron per­son­al­i­dades como Juan Curutch­et, Martín Tetaz, Gus­ta­vo Grobo­co­pa­tel, María Zaldí­var, Guiller­mo Lousteau, Gus­ta­vo Duque Sáez, Miguel Blan­co, Manuel Tagle, Álvaro Bula­cio, José Igna­cio Gar­cía Hamil­ton (h) y Miguel Ribeiro, entre otros, quienes abor­daron intere­santes temas políti­cos económi­cos actuales y sobre cuáles son los caminos que se deberían seguir para salir de la actu­al cri­sis socioe­conómi­ca, en la que actual­mente está inser­to el país.

En lo que atañe a esta colum­na de opinión, fue muy intere­sante cono­cer cómo evalúan los políti­cos y empre­sar­ios que expusieron sobre el Esce­nario de las Economías Regionales y el rol de los empre­sar­ios. Fue intere­sante lo que dijeron respec­to de las vir­tudes de clus­ter pro­duc­tivos exi­tosos, que vienen tra­ba­jan­do des­de hace tiem­po atrás con el esfuer­zo man­co­mu­na­do del sec­tor pri­va­do, apoy­a­do por el esta­men­to estatal, como es el caso del clus­ter cit­rí­co­la, que per­mi­tió que Tucumán ocupe un lugar desta­cadísi­mo en la pro­duc­ción cit­rí­co­la mundi­al.

Tomar este ejem­p­lo u otros que fun­cio­nan bien en la provin­cia, como un espe­jo para mirar y apren­der, podría per­mi­tir que difer­entes pro­duc­ciones puedan tomar ese camino con vis­tas a expor­tar o aumen­tar las exporta­ciones actuales, para lograr el afi­an­za­mien­to defin­i­ti­vo de este tipo de pro­duc­ción que hace de una región del país un impor­tan­tísi­mo polo pro­duc­ti­vo.

Como dijeron en el foro, los empre­sar­ios se dieron cuen­ta de que es más intere­sante y mejor pro­ducir miran­do un mer­ca­do inter­na­cional, ávi­do de ali­men­tos, que un mer­ca­do inter­no que en defin­i­ti­va es lim­i­ta­do y muy depen­di­ente de la actu­al­i­dad del país. Es por ello que los empre­sar­ios bus­caron detec­tar y aprovechar opor­tu­nidades de nego­cios, para gener­ar riquezas den­tro de la zona donde se encuen­tran pro­ducien­do.

Está claro que el país tiene todavía poca inte­gración con el mun­do, y el camino es abrirse aún más pro­ducien­do para los país­es que están dis­puestos a com­prarnos. Argenti­na tiene solo el 9% de acuer­dos com­er­ciales con difer­entes economías mundi­ales, mien­tras que Méx­i­co tiene un 63%, Perú un 81% y Chile el 88%, por lo que no hay dudas de que el camino está por pro­ducir más y mejor miran­do al mun­do. Pero para esto hace fal­ta pre­vis­i­bil­i­dad, por lo que el gob­ier­no debe ser claro y con­ciso en la for­ma de mane­jar sus políti­cas económi­cas y políti­cas a largo pla­zo.

Las economías regionales son fun­da­men­tales para el crec­imien­to del país y para los habi­tantes de numerosas zonas del país, ya que mane­jan la macro­economía region­al y, por ende, la for­ma de vida de una inmen­sa can­ti­dad de per­sonas. Son activi­dades pro­duc­ti­vas que se local­izan fuera del área pam­peana, donde la pro­duc­ción de estas economías históri­ca­mente estu­vo des­ti­na­da al mer­ca­do inter­no, pero que con el paso del tiem­po y un ade­cua­do uso de la tec­nología lograron cre­cer y que lo pro­duci­do ten­ga como des­ti­no la exportación.

Hoy están tra­ba­jan­do de man­era orga­ni­za­da a través de cir­cuitos de pro­duc­ción donde existe un enca­de­namien­to de eslabones o eta­pas, que en con­jun­to dan lugar a un pro­ce­so de pro­duc­ción y que gen­eral­mente van de la mano la activi­dad agrí­co­la con la indus­tri­al­ización de la mate­ria pri­ma, y en esto la cit­ri­cul­tura es la vedette de esta for­ma de pro­duc­ción. Hoy, la may­oría de las economías de diver­sas regiones sufren los avatares de la economía nacional, y la cri­sis que enfrentan muchas de ellas es muy grave.

Los pedi­dos de las difer­entes orga­ni­za­ciones pro­duc­ti­vas siguen sien­do por políti­cas que incen­tiv­en a la pro­duc­ción, como el finan­ciamien­to de pro­duc­tores adeu­da­dos y una baja pro­fun­da en la pre­sión trib­u­taria, el rein­te­gro de las exporta­ciones y la dis­min­u­ción o elim­i­nación de las reten­ciones, entre otros temas.

El gob­ier­no actu­al debe for­t­ale­cer y hac­er más efi­ciente el tra­ba­jo que se hace en el con­trol de la inflación, que dete­ri­o­ra el poder adquis­i­ti­vo de los argenti­nos y que nos empo­brece a todos, que daña la mon­e­da nacional y dis­tor­siona la estruc­tura de cos­tos en toda activi­dad pro­duc­ti­va nacional y region­al. La pér­di­da de com­pet­i­tivi­dad pro­duc­to de la inflación, el aumen­to de cos­tos en dólares, la cre­ciente pre­sión fis­cal, el alto cos­to de finan­ciamien­to y el dete­ri­oro de la infraestruc­tura, algu­nas ya reparadas o en vías de reparación, han impacta­do neg­a­ti­va­mente en la via­bil­i­dad de estos sec­tores pro­duc­tivos, sobre todo en nues­tras economías regionales.

La situación actu­al pre­ocu­pa, pero no hay dudas de que si la proyec­ción de tra­ba­jar a largo pla­zo con políti­cas claras, sin cor­rup­ción, esta­bil­i­dad, miran­do al mun­do y mejo­ran­do el déficit fis­cal y la bal­an­za com­er­cial, las cosas podrían mejo­rar.

Fuente: La Gac­eta.