Ingenio Ñuñorco | Moler cuatro meses y duplicar la producción

Cuando la zafra comience, el Ingenio tendrá más de 400 empleados trabajando.

En diál­o­go con Mon­ter­i­zos, Pedro Cuz, Admin­istrador de la nue­va gestión del Inge­nio Ñuñor­co con­tó que “des­de el 15 de mar­zo que esta­mos todos tra­ba­jan­do, obreros y admin­is­tra­tivos”. “El mes pasa­do con 158 per­sonas, y tras el tér­mi­no de la primera quin­ce­na de abril vamos a lle­gar a los 204 tra­ba­jadores”. Así mis­mo indicó que cuan­do cul­mine la eta­pa de reparación el Inge­nio ten­drá 239 tra­ba­jan­do.

Cruz afir­ma que el primero de junio comen­zará la zafra en Mon­teros. “La fecha es segu­ra, puesto que ya se man­daron a reparar todos los ele­men­tos de las calderas”. “La limpieza ocupó prác­ti­ca­mente 10 días, hay mucho por hac­er, había muchas cosas por hac­er. Además expresó que “el inge­nio esta­ba en una mala situación”.

Cuan­do la zafra comience, el Inge­nio Ñuñor­co ten­drá más de 400 emplea­d­os tra­ba­jan­do. “El año pasa­do la molien­da cer­ró con 300 mil toneladas de cañas, y el obje­ti­vo nue­stro es lle­gar a las 700 mil y mol­er los cua­tro meses, que es lo que molía la fábri­ca nor­mal­mente“, dijo Cruz.

Cruz man­i­festó que “están tra­ba­jan­do en dis­tin­tas zonas de los alrede­dores de Mon­teros, para que los pro­duc­tores que no tiraron en Ñuñor­co el año pasa­do, regre­sen”.

Con­sul­ta­do por la prob­lemáti­ca que tuvieron que afrontar obreros y emplea­d­os, dijo que los tra­ba­jadores tuvieron que aguan­tar mucho en estos últi­mos años. “Las trata­ti­vas para adquirir el Inge­nio Ñuñor­co, era un vaivén. “Se lev­anta­ba y se caía a cada rato las nego­cia­ciones, el Min­istro Ama­do y el Inten­dente Ser­ra tuvieron una gran par­tic­i­pación para remon­tar la situación que se vivía”. “La parte políti­ca y la parte gremi­al fueron fun­da­men­tales para el cer­rar el acuer­do”.

En la zona de las ofic­i­nas, los con­ta­dores y admin­is­tra­tivos tra­ba­jan en doble turno para dejar todo en orden. Reuniones, pape­les, pagos de deu­das que man­tenía la ante­ri­or admin­is­tración con provee­dores, es lo que se ve a diario en la zona del acce­so a la fab­ri­ca.

Ramón Paz definió la gestión ante­ri­or como una incer­tidum­bre “que quedó atrás”. “Agradez­co a Pedro Segun­do Cruz, por la inter­me­diación para que Juan Car­los Crov­el­la final­mente se hiciera car­go del inge­nio. “Se cam­bió la cara de la empre­sa, se cam­biaron los áni­mos, y es que el pueblo sabe que hay una zafra ase­gu­ra­da para el 2019”, dijo tajante.

“Aquí se requiere un com­pro­miso empre­sar­i­al, de obreros, admin­is­tra­tivos y super­vi­sores para que el Ñuñor­co vuel­va a ser el Ñuñor­co que tenía una molien­da diaria de 8.000 toneladas de caña”. “El obje­ti­vo está plantea­do y sig­nifi­cará tam­bién un ben­efi­cio para los com­er­cios y los que depen­den de man­era indi­rec­ta del inge­nio”.

Julio Lei­va, que ya lle­va más de cuarenta años en el Inge­nio Ñuñor­co, fue quien acom­pañó a MONTERIZOS y con­tó los tra­ba­jos que desar­rol­lan los obreros den­tro de las grandes naves. “El trapiche, mien­tras se limpian los ele­men­tos, se va rec­ti­f­i­can­do y reparan­do las piezas que hacen fal­ta”. “Acá se nece­si­ta tra­ba­jo cal­i­fi­ca­do para poder reparar y man­ten­er las maquinar­ias”.

Por últi­mo Lei­va dijo que “la gente está expec­tante, con entu­si­as­mo por comen­zar y esper­amos cumplir con el obje­ti­vo de la can­ti­dad en la molien­da”.

Los rui­do de mar­til­los, grúas, sol­dadores, son ensor­de­ce­dores aden­tro de los grandes galpones, donde están los trapich­es, calderas y todos los sec­tores que com­po­nen la fábri­ca.

La zafra está ase­gu­ra­da, los tra­ba­jadores con­tin­uarán con la fuente lab­o­ral, y la economía puede ten­er una reac­ti­vación local de man­era direc­ta e indi­rec­ta.

El Inge­nio Ñuñor­co ya tiene su obje­ti­vo claro, y serán cua­tro meses de ple­na pro­duc­ción.

Fuente: Mon­ter­i­zos.