Honduras | Próximo mes arranca producción de azúcar

El nuevo ciclo azucarero 2018/19 iniciará en noviembre próximo con una meta revisada a la baja de 11.5 millones de quintales de grano dulce, tras la posible disminución de 500 mil quintales por impacto de las lluvias en plantaciones de caña.

Sin embar­go, proyec­ciones de la Aso­ciación de Pro­duc­tores de Azú­car en Hon­duras (APAH) es tratar de man­ten­er un ingre­so de 85 mil­lones de dólares en divisas, depen­di­en­do de los pre­cios, que en los últi­mos meses con­tinu­a­ban deprim­i­dos en el con­tex­to mundi­al.

Como en años ante­ri­ores, la cosecha ini­cia­rá en la empre­sa Tres Valles ubi­ca­do en el munici­pio de Can­tar­ranas, Fran­cis­co Morazán en la zona cen­tral de Hon­duras, pos­te­ri­or­mente esa activi­dad económi­ca se exten­derá a los inge­nios de Cholute­ca.

De la pro­duc­ción total de gra­no dulce, el 70 por cien­to se con­sume en el país y el 30 por cien­to restante se des­ti­na a la exportación, en espe­cial cuo­tas estable­ci­das con los Esta­dos Unidos, la Unión Euro­pea (UE) y el mer­ca­do de Tai­wán, entre otros com­pradores.

En Hon­duras exis­ten aprox­i­mada­mente 80 mil man­zanas de caña sem­bradas, en una activi­dad agroin­dus­tri­al con­sid­er­a­da como el prin­ci­pal gen­er­ador de empleo en el área de influ­en­cia de los siete inge­nios.

En los últi­mos días la libra de azú­car en el mer­ca­do inter­na­cional se ha coti­za­do en la ban­da de los 13 cen­tavos de dólar.

Las ven­tas de azú­car, has­ta julio pasa­do, habían gen­er­a­do 47.3 mil­lones de dólares en divisas, infe­ri­ores en 6.7 mil­lones com­para­das con lo acon­te­ci­do en igual perío­do del 2017; com­por­tamien­to rela­ciona­do con la dis­min­u­ción de los rendimien­tos provo­ca­da por la sequía, especí­fi­ca­mente en la zona sur del país, según el Ban­co Cen­tral de Hon­duras.

Adi­cional­mente, la indus­tria azu­car­era mantiene la ven­ta de elec­t­ri­ci­dad a base de bio­masa a los pre­cios más bajos del mer­ca­do en el com­pro­miso de oxi­ge­nar la Empre­sa Nacional de Energía Eléc­tri­ca (ENEE).

Fuente: La Tri­buna.