En la primera semana del cepo cambiario, el dólar se derrumbó un 6,5% a $58,02

El dólar terminó en su nivel más bajo de la semana. El mayorista cedió un 6,2% desde el viernes anterior. Sucedió durante la vigencia plena de las restricciones cambiarias, que impuso el gobierno para tranquilizar al mercado.

La primera sem­ana con ple­na vigen­cia del cepo cam­biario ter­minó con un éxi­to ofi­cial en tér­mi­nos de con­seguir el obje­ti­vo de tran­quil­izar al mer­ca­do.
El dólar se der­rum­bó un 6,5% a $58,02 durante la sem­ana en agen­cias y ban­cos de la city porteña, tras descen­der 19 cen­tavos este viernes, según prome­dio de Ámbito.
En tan­to, en el Ban­co Nación cer­ró a $53 para la com­pra y $57 para la ven­ta, sin varia­ciones con relación al últi­mo cierre.

Fue en sin­tonía con el seg­men­to may­orista, donde la divisa cedió 19 cen­tavos a $55,82, para ter­mi­nar en su niv­el más bajo de la sem­ana, sin inter­ven­ción ofi­cial por segun­da jor­na­da con­sec­u­ti­va.

De esta man­era, la mon­e­da norteam­er­i­cana bajó un 6,2% ($3,7) en la sem­ana, con lo que acu­mu­la un der­rumbe del 18,80% des­de las elec­ciones pri­marias de agos­to.

La fuerte caí­da se pro­du­jo en coin­ci­den­cia con la entra­da en vigen­cia de una serie de restric­ciones cam­biarias para fre­nar la hui­da de reser­vas des­de el BCRA, a lo que se sumó en días pre­vios una exten­sión en los vencimien­tos de deu­da públi­ca a cor­to pla­zo.

En esta últi­ma rue­da, los pre­cios volvieron a per­forar el piso de los $ 56 con cier­ta facil­i­dad por el empu­je de una ofer­ta pri­va­da que abaste­ció con flu­idez la deman­da por cober­tu­ra.

Los máx­i­mos se ano­taron con la primera operación pacta­da, en $ 56, un cen­ta­vo deba­jo de los reg­istros del cierre pre­vio. Los ingre­sos des­de el exte­ri­or se fueron inten­si­f­i­can­do durante el desar­rol­lo de la rue­da, forzan­do bajas de los pre­cios que descendieron has­ta tocar mín­i­mos en $ 55,75 en los momen­tos de may­or pre­sión de la ofer­ta.

Una suave recu­peración de la deman­da per­mi­tió un recorte de la pér­di­da pero aco­modan­do los val­ores en un ran­go que no pudo volver nun­ca a los $ 56 y que se man­tu­vo has­ta el final del día.

El vol­u­men oper­a­do ascendió a u$s428,054 mil­lones, el niv­el más bajo de la sem­ana, sin detec­tarse activi­dad ofi­cial en todos los seg­men­tos del mer­ca­do.

Tasa de Leliq

El BCRA con­va­lidó una suba en la tasa de las Leliq de dos pun­tos bási­cos respec­to del jueves al finalizar a 85,828%, y en la sem­ana avanzó 256 pun­tos bási­cos.

El total adju­di­ca­do fue de $204.353 mil­lones y a par­tir de esta oper­a­to­ria se gen­eró una con­trac­ción de liq­uidez de $39.244 mil­lones.

En la primera lic­itación del día, el BCRA con­va­lidó Letras de Liq­uidez a siete días de pla­zo a una tasa prome­dio de corte que se ubicó en 85,782%, con un mon­to adju­di­ca­do de $97.629 mil­lones.

En la segun­da sub­as­ta, el mon­to adju­di­ca­do a siete días de pla­zo fue de $106.724 mil­lones a una tasa prome­dio de corte de 85,871%, sien­do la tasa máx­i­ma adju­di­ca­da de 86,0001% y la mín­i­ma 84,485%.

Dólar blue, futuros y reservas del BCRA

En el mer­ca­do infor­mal, el dólar blue cer­ró estable a $59 en cuevas de la city porteña, de acuer­do a fuentes con­sul­tadas por Ámbito. Asimis­mo, el “con­ta­do con liq­uidación” se dis­paró un 6,2% a $65,80.

El call operó al 68%. En swaps cam­biar­ios se pactaron u$s102 mil­lones, para tomar y/o colo­car fon­dos en pesos, medi­ante el uso de com­pra-ven­ta de dólares para el lunes.

En el mer­ca­do de futur­os ROFEX, se oper­aron u$s206 mil­lones; un 29% menos que el jueves. Los pla­zos más cor­tos con­cen­traron más del 50% de los nego­cios. Los pre­cios finales para los meses de sep­tiem­bre y octubre, ter­mi­naron operán­dose a $57,10 y $60,1090; con una tasa del 34,87% y 50,99%, a esos pre­cios finales.

Todos los pla­zos oper­a­dos en el seg­men­to ROFEX, mostraron bajas may­ores al 1,5%.

Las reser­vas del Ban­co Cen­tral cayeron este jueves u$s371 mil­lones y ter­mi­naron en los u$s51.373 mil­lones.

Fuente: Ámbito.