En la Argentina el 91% de las cargas todavía se mueven por camión

La información fue revelada por un informe de la Bolsa rosarina, que detalla que el campo exportador y la minería son los principales usuarios.

La logís­ti­ca del trans­porte es todavía uno de los prob­le­mas de la Argenti­na de cara a la mejo­ra de su poten­cial expor­ta­dor.

De hecho, el trans­porte de car­gas sigue con­cen­tran­do en los camiones, que lle­van el 91% de las 450 mil­lones de toneladas que se mueven cada año. Las dos prin­ci­pales por­ciones de la tor­ta de car­ga son los gra­nos (137 mil­lones de toneladas) y la min­ería (119,7 mil­lones de toneladas), según pre­cisa un informe de la bol­sa de Com­er­cio de Rosario pub­li­ca­do por Clarín.

Por fuera de los camiones, el resto de la car­ga se reparte de la sigu­iente man­era: “Por la hidrovía de los ríos Paraguay — Paraná (en el tramo puer­to de San­ta Fe — Puer­to Cáceres), el trans­porte flu­vial baja el 4,8% de las car­gas, los fer­ro­car­riles mov­i­lizan el 4,2% y menos de un 0,1% va por modo aéreo”, detal­la el informe.

Si el análi­sis del movimien­to de car­gas se focal­iza en la agroin­dus­tria, crece la impor­tan­cia de las ter­mi­nales por­tu­ar­ias de la Región Cen­tro, que se con­cen­tran en el Gran Rosario.

El tra­ba­jo pre­cisa que en el 2017 la Argenti­na despachó al exte­ri­or, aprox­i­mada­mente, 87,6 mil­lones de toneladas de gra­nos, hari­nas y aceites (en este cál­cu­lo no se com­putan las exporta­ciones de biodiésel).

“El prin­ci­pal nodo por­tu­ario fue el Gran Rosario con 68,7 mil­lones de toneladas, lo cual rep­re­sen­ta cer­ca del 78% de las exporta­ciones totales nacionales. Se incluye en esta últi­ma cifra la mer­cadería de ori­gen paraguayo y boli­viano que lle­ga en bar­cazas a dicho nodo por el río Paraná y que se despacha al exte­ri­or des­de el Gran Rosario: 4,5 mil­lones de toneladas”, desta­ca el informe.

En segun­do lugar, se ubicó el nodo por­tu­ario de Bahía Blan­ca con 9,1 mil­lones de toneladas, y en el ter­cero la ter­mi­nal de Que­quén -en ple­na expan­sión y crec­imien­to- con 6 mil­lones de toneladas. Luego, sigue el puer­to de Zárate con 2,4 mil­lones de toneladas y los nodos por­tu­ar­ios de Ramal­lo, Vil­la Con­sti­tu­ción, San Nicolás y Dia­mante, todos ellos suma­dos con 456.000 toneladas.

En los últi­mos años, el 85% de la cosecha argenti­na se trans­portó en camión, el 14% en fer­ro­car­ril y el resto en bar­cazas.

En el tra­ba­jo tam­bién se pun­tu­al­iza, de acuer­do a la infor­ma­ción que pub­li­ca la Comisión Nacional de Reg­u­lación del Trans­porte (CNRT), que el tonela­je trans­porta­do por fer­ro­car­ril en el 2017 alcanzó las 18,8 mil­lones de toneladas. “En el 2016 había sido de 19 mil­lones, lo que impli­ca que dis­min­uyó un 1,5%.

El año pasa­do, el 62% de la car­ga total trans­porta­da por fer­ro­car­ril fueron pro­duc­tos agroin­dus­tri­ales, lo cual mues­tra la sig­nifi­cación del sec­tor agropecuario y agroin­dus­tri­al en el movimien­to de car­gas del sis­tema fer­roviario argenti­no”, indi­can los autores del informe.

Crec­imien­to flu­vial
En el trans­porte flu­vial de car­gas por la hidrovía, en seis años, crecieron un 40% las car­gas y un 30% el número de via­jes.

“En el 2010 las car­gas totales ascendían a 15,3 mil­lones de toneladas, en tan­to que cin­co años después (2015) habían alcan­za­do las 21,5 mil­lones de toneladas. El trans­porte de soja, deriva­dos y gra­nos des­de Paraguay (prin­ci­pal­mente) y Bolivia lid­er­aron y poten­cia­ron este crec­imien­to”, desta­ca el informe.

Los dos rubros más impor­tantes en mate­ria de car­gas flu­viales son la soja y sus deriva­dos, y el min­er­al de hier­ro cuyo vol­u­men de car­ga se mantiene estable, señala Clarín.

“En cam­bio, hay un notable crec­imien­to del trans­porte de soja, deriva­dos y gra­nos en este tramo que obe­dece, prin­ci­pal­mente, al fuerte crec­imien­to de la pro­duc­ción de la oleagi­nosa en Paraguay y al gran cre­ciente desar­rol­lo de la indus­tria oleagi­nosa en dicho país”, se expli­ca en el doc­u­men­to de la Bol­sa rosa­ri­na.

Fuente: iPro­fe­sion­al