Emprendedores usan Big Data para ayudar al pequeño productor agrícola

A partir del análisis de grandes cantidades de datos de varias fuentes de pronósticos climatológicos globales, jóvenes argentinos desarrollaron una app que ofrece de manera gratuita información precisa y en tiempo real sobre las condiciones agrometeorológicas del campo de cada usuario. Por Nadia Nasanovsky.

Mar­cos Alvara­do es fun­dador de Boost­er Agro, start-up que lanzó una app gra­tui­ta que brin­da infor­ma­ción agrom­e­te­o­rológ­i­ca pre­cisa, pen­sa­da para el pequeño pro­duc­tor. La apli­cación proce­sa grandes can­ti­dades de datos de 6 fuentes de pronós­ti­cos mete­o­rológi­cos glob­ales en tiem­po real, para brindar­le al usuario el detalle de humedad rel­a­ti­va, llu­via, vien­tos, tem­per­atu­ra y pre­sión atmos­féri­ca especí­fi­cos para su cam­po.

Alvara­do dio los primeros pasos en este proyec­to jun­to con su socio, Sebastián Galdeano, y más tarde se sumó su her­mano, Tomás Alvara­do. “Nosotros somos de Sal­adil­lo, provin­cia de Buenos Aires. Nues­tras famil­ias esta­ban ded­i­cadas al agro, pero después cada uno sigu­ió su car­rera. Sebastián es inge­niero en Sis­temas, yo hice Admin­is­tración de Empre­sas y mi her­mano, Admin­is­tración Agropecuar­ia, así que jun­ta­mos tres pilares com­ple­men­tar­ios para lan­zar­lo”, expli­ca a DEF.

La app, que ya cuen­ta con más de 25 mil usuar­ios en var­ios país­es de la región, tiene como obje­ti­vo otor­gar infor­ma­ción pre­cisa para cada pro­duc­tor y per­mi­tir­le así tomar mejores deci­siones y reducir pér­di­das.

La app es utilizada por más de 25 mil productores. Foto: Gentileza.

La app es uti­liza­da por más de 25 mil pro­duc­tores. Foto: Gen­tileza.

-¿Qué es Boost­er Agro?
‑Es una apli­cación agrom­e­te­o­rológ­i­ca de Big Data, hoy uti­liza­da por más de 25 mil pro­duc­tores, que les per­mite ten­er infor­ma­ción sobre el cli­ma e infor­ma­ción agronómi­ca para poder tomar mejores deci­siones en sus cam­pos. La infor­ma­ción es en tiem­po real y fun­ciona muy bien con baja señal y poca cober­tu­ra de celu­lar, algo que es ele­men­tal para nue­stros usuar­ios.

Booster Agro provee 5 variables agrometeorológicas.

Boost­er Agro provee 5 vari­ables agrom­e­te­o­rológ­i­cas.

-¿Qué infor­ma­ción pun­tu­al ofrece la app?
‑Hoy provee 5 vari­ables: humedad rel­a­ti­va, llu­via, vien­tos, tem­per­at­uras máx­i­mas, mín­i­mas y en prome­dio, y pre­sión atmos­féri­ca.

-¿De dónde son sus usuar­ios?
‑El 80 % del trá­fi­co es de Argenti­na, el 10 % de Brasil, un 7 % de Uruguay y después le siguen Méx­i­co, Bolivia y Paraguay.

-¿Cómo fueron los comien­zos de la app?
‑Arran­camos en 2016 con las primeras prue­bas beta. Habíamos detec­ta­do una necesi­dad entre los pro­duc­tores, que era que no tenían buenos pre­dic­tores de cli­ma. Para hac­er un asa­do o para jugar el fút­bol, te puede fal­lar el pronós­ti­co y no es tan grave, pero para un pro­duc­tor agropecuario, si le dicen que no va a llover y sem­bró tres días antes de que cay­er­an 45 mm, puede lle­gar a perder entre el 30 y el 40 % de la siem­bra, lo que impli­ca pér­di­das altísi­mas, de entre 10 y 15 mil dólares. Los pro­duc­tores nece­sita­ban ten­er mejor infor­ma­ción al resepec­to.

-¿Cuán­tas fuentes usan y qué can­ti­dad de datos proce­san?
‑Son 6 fuentes de cli­ma y proce­samos por día casi 10 mil­lones de requests, es decir, les ped­i­mos a cada una de estas fuentes 10 mil­lones de con­sul­tas de cli­ma por día. Después proce­samos toda esta infor­ma­ción en Ama­zon y ahí mis­mo en milise­gun­dos lle­ga la infor­ma­ción exac­ta en la lat­i­tud y lon­gi­tud que se nece­si­ta, en tiem­po real.

-¿Cómo es el vín­cu­lo que tienen con las fuentes de infor­ma­ción?
‑Son pagas. Su mod­e­lo de nego­cio es jus­ta­mente este, venden a ter­ceros que después lo empa­que­tan en apli­ca­ciones o webs. Solo una es públi­ca, de Norue­ga, que es muy bue­na para las llu­vias.

-¿Cómo pro­te­gen los datos y la pri­vaci­dad de los usuar­ios?
‑Hay tér­mi­nos y condi­ciones para los usuar­ios que se reg­is­tran en Boost­er. Toda la infor­ma­ción que ellos arro­jen es propia del usuario, si decide elim­i­nar la cuen­ta, puede cor­tar todos esos datos y lle­varse su infor­ma­ción.

Las recomendaciones de los propios productores, el boca a boca, es clave para el crecimiento de Booster Agro. Foto: Getty.

Las recomen­da­ciones de los pro­pios pro­duc­tores, el boca a boca, es clave para el crec­imien­to de Boost­er Agro. Foto: Get­ty.

-¿Qué rol jugaron los pro­duc­tores para ter­mi­nar de definir­lo? ¿Hubo un inter­cam­bio con ellos?
‑Hablam­os mucho con los usuar­ios, que son jus­ta­mente los pro­duc­tores, y lo seguimos hacien­do. El prome­dio de edad de nue­stros usuar­ios es de 60 años, entonces, la app tiene que ser muy sen­cil­la, para que la entien­dan todos. En ver­dad, casi que ter­minó sien­do hecha por los pro­duc­tores para ellos mis­mos, porque los 25 mil usuar­ios se lograron a par­tir de escuchar­los más. El pro­duc­to empezó a recomen­darse en el cam­po, por el boca a boca. Hoy el crec­imien­to de nue­stro trá­fi­co es orgáni­co, ten­emos 3 mil usuar­ios nuevos por mes.

-¿Hubo algún obstácu­lo o apren­diza­je que los haya mar­ca­do en este pro­ce­so?
‑Sí. Al prin­ci­pio, como cualquier emprende­dor, nos equiv­o­camos, y después, con el tiem­po, nos dimos cuen­ta de que era nece­sario escuchar más, analizar eso que escuchábamos, para deter­mi­nar las necesi­dades que tenían los pro­duc­tores y ver de qué for­ma solu­cionar mejor sus prob­le­mas. Empezamos hacien­do un prome­dio de vien­tos a par­tir de cada una de las fuentes y ofrecíamos un pronós­ti­co pro­pio que se nutría de cada fuente, era un agre­ga­do de varias cosas. Ese pronós­ti­co no fun­cionó, nos decían: “Mirá, para ten­er una app más de cli­ma, no me sirve”. Ahí decidi­mos hablar de vuelta con los pro­duc­tores, dejar de asumir cosas. Les pre­gun­ta­mos: “Y si desagreg­amos las fuentes y además de dar el prome­dio, mostramos las fuentes por sep­a­ra­do, ¿les daría val­or?” Y nos dijeron: “Sí, desin­sta­laríamos las otras cua­tro apps que ten­emos”. Y así nos con­ver­ti­mos en El Triva­go del cli­ma.

-¿Cómo lograron el finan­ciamien­to nece­sario para lle­var ade­lante el proyec­to?
‑La empre­sa se finan­cia con fon­dos de inver­sión. Has­ta el momen­to, ya lev­an­tó 500 mil dólares de cap­i­tal inver­sor de un fon­do amer­i­cano, de un fon­do alemán y de un grupo de ánge­les inver­sores del agro local.

 Al prin­ci­pio, como cualquier emprende­dor, nos equiv­o­camos, y después, con el tiem­po, nos dimos cuen­ta de que era nece­sario escuchar más, analizar eso que escuchábamos, para deter­mi­nar las necesi­dades que tenían los pro­duc­tores

-¿Cuán­tas per­sonas tra­ba­jan en Boost­er Agro en la actu­al­i­dad?
‑Somos siete, un desar­rol­lador de Android, uno de Iphone, uno de la apli­cación web, un dis­eñador grá­fi­co. Tam­bién hay una per­sona que se ded­i­ca exclu­si­va­mente a data sci­ence. A todos estos datos que arro­jamos y que a la vez obten­emos, nece­si­ta­mos sis­tem­ati­zar­los para sacar­les prove­cho. Hoy armamos mapas, que son muy impor­tantes, porque nue­stro mod­e­lo de nego­cio para un poco por ahí… A las empre­sas de agro les cues­ta saber qué está pasan­do en el cam­po, porque las dis­tan­cias son grandes, porque hay dis­tin­tos tamaños de agro, porque es muy caro para ellos man­dar 200 agentes al cam­po para ver si llovió o granizó. Esto ofrece cap­tar los datos de for­ma ilim­i­ta­da en tiem­po real. Esos mapas los esta­mos elab­o­ran­do con esta per­sona.

-¿Cómo se hace, sien­do un pequeño emprende­dor, para sacar prove­cho de las poten­cial­i­dades de Big Data?
‑Lo primero es enten­der la necesi­dad del usuario. Podés ten­er todas las her­ramien­tas y la pólvo­ra, pero si después eso no ter­mi­na solu­cio­nan­do el prob­le­ma de alguien, no sirve.
Hay que ten­er en claro cuál es el prob­le­ma a solu­cionar y después definir des­de qué fuentes se va a obten­er la solu­ción. Hoy en Inter­net están todas las fuentes de infor­ma­ción, públi­cas y pri­vadas, y se con­sigue finan­ciación. El desafío más grande está en encon­trar la necesi­dad real y pun­tu­al, y después saber cómo dar­le respues­ta, no sola­mente si se va a hac­er a través de una app o de una web, o un SMS, sino en focalizarse en cómo lle­gar a cada usuario. La start-up tiene que hac­er todo, proce­sar esos datos, todo, y dar­le la infor­ma­ción al usuario de la for­ma más sen­cil­la posi­ble, lo difí­cil que­da aden­tro.

-¿Qué planes tienen a futuro?
‑La idea es seguir agre­gan­do capas de infor­ma­ción que resuel­van necesi­dades. Aho­ra nos intere­san los seguros climáti­cos. Gen­eral­mente, un pro­duc­tor ase­gu­ra sus autos, sus camiones y sus cul­tivos con la agen­cia de seguros local de siem­pre, y no tiene infor­ma­ción de la ofer­ta, de a qué otras pól­izas podría acced­er para poder com­parar y mirar más infor­ma­ción para ten­er una mejor per­spec­ti­va. Esta­mos desar­rol­lan­do un sis­tema por el que en 30 segun­dos el pro­duc­tor va a poder enviar infor­ma­ción del cul­ti­vo y el roda­do que quiera ase­gu­rar y le respon­der­e­mos con las coti­za­ciones de seis com­pañías dis­tin­tas. Ya esta­mos hacien­do prue­bas en el oeste de la provin­cia de Buenos Aires. Planeamos lan­zar esto en un mes y medio, el pro­duc­tor podrá man­dar un what­sapp con el cul­ti­vo y las hec­táreas a ase­gu­rar y automáti­ca­mente le respon­der­e­mos con las coti­za­ciones. Ten­emos un lab­o­ra­to­rio donde exper­i­men­ta­mos dis­tin­tas cosas, esta es una.

Fuente: Infobae