El plan de u$s 10 millones de Ledesma para tecnificar su producción

La agroindustrial de los Blaquier apuesta a la tecnificación productiva para mejorar procesos. “Esto no es una opción, sino una cuestión de supervivencia”, afirmó Javier Goñi, su CEO

Como parte del turn-around con el que bus­ca salir de la zona roja ‑tuvo pér­di­das en sus bal­ances de 2016 a 2019‑, Ledes­ma invierte u$s 10 mil­lones en su plan agrí­co­la para incor­po­rar inno­vación tec­nológ­i­ca en las tar­eas de cam­po.

“Con el tiem­po, el hom­bre de cam­po fue apren­di­en­do con­cep­tos de agri­cul­tura, mecáni­ca y, hoy en día, se trans­for­mó total­mente. Ya mane­ja sis­temas, bases de datos, agri­cul­tura de pre­cisión y drones. Hubo una trans­for­ma­ción cul­tur­al muy grande aso­ci­a­da al cam­bio dig­i­tal”, explicó Javier Goñi, CEO de la empre­sa, en el encuen­tro vir­tu­al sobre agrone­go­cios Argenti­na Visión 2020/2040.

En Jujuy, Ledes­ma tiene una super­fi­cie de 40.000 hec­táreas de caña de azú­car, con 11 frentes de cosecha. Eso deman­da una infraestruc­tura que incluye 700 kilómet­ros de canales y 1400 kilómet­ros de caminos inter­nos. La caña de azú­car exige grandes can­ti­dades de agua y el riego es sur­co por sur­co. De los u$s 10 mil­lones, u$s 5 mil­lones son para infraestruc­tura de riego.

Sin embar­go, la otra mitad del desem­bol­so es para soft­ware y mon­i­toreo de equipos (u$s 1,5 mil­lón) y otros u$s 3 mil­lones, para plantación mecáni­ca.

La inver­sión en tec­nología, que ya está eje­cu­ta­da en un 50%, es adi­cional a los u$s 7 mil­lones anuales que Ledes­ma desem­bol­sa en equipamien­to agrí­co­la (cosechado­ras, trac­tores, motonive­lado­ras) y los pro­gra­mas de inno­vación pro­duc­ti­va que real­iza en sus plan­tas indus­tri­ales.

“Un cam­bio cul­tur­al va acom­paña­do de nuevas her­ramien­tas y gente con nuevas habil­i­dades”, sumó Goñi, quien iden­ti­ficó a la trans­for­ma­ción cul­tur­al, dig­i­tal y a la inno­vación como tres pilares bási­cos del plan de nego­cios de la com­pañía de la famil­ia Blaquier para recu­per­ar com­pet­i­tivi­dad.

“Con el tiem­po, el hom­bre de cam­po fue apren­di­en­do con­cep­tos de agri­cul­tura, mecáni­ca y, hoy en día, se trans­for­mó total­mente. Ya mane­ja sis­temas, bases de datos, agri­cul­tura de pre­cisión y drones. Hubo una trans­for­ma­ción cul­tur­al muy grande aso­ci­a­da al cam­bio dig­i­tal”, explicó Javier Goñi, CEO de Ledes­ma en el encuen­tro sobre agrone­go­cios Argenti­na Visión 2020/2040.

“Un cam­bio cul­tur­al va acom­paña­do de nuevas her­ramien­tas y gente con nuevas habil­i­dades”, sumó el ejec­u­ti­vo, que iden­ti­ficó a la trans­for­ma­ción cul­tur­al, dig­i­tal y a la inno­vación como tres pilares bási­cos sobre los que hace eje el plan de nego­cios de la com­pañía agroin­dus­tri­al para la com­pet­i­tivi­dad y super­viven­cia empre­sar­i­al.

La transformación tecnológica

La empre­sa de la famil­ia Blaquier se encuen­tra sumergi­da en un pro­ce­so de fuerte inver­sión tec­nológ­i­ca, que sig­nifi­ca además una reestruc­turación de la empre­sa.

“Esto no es una opción, sino una cuestión de super­viven­cia”, man­i­festó Goñi, que explicó: “Para lle­var a cabo una estrate­gia ágil y efi­ciente, reor­ga­ni­zamos la estruc­tura y sub­di­vidi­mos las geren­cias: una oper­a­ti­va y otra agrí­co­la”.

Y agregó: “Pusi­mos un área especí­fi­ca de desar­rol­lo e inves­ti­gación agrí­co­la ded­i­ca­da al con­trol de malezas, geot­éc­ni­ca, mane­jo de imá­genes, inves­ti­gación en sue­los, ensayos y gestión de infor­ma­ción”.

La actu­al estrate­gia de Ledes­ma se basa sobre cin­co pilares. En primer lugar, l a imple­mentación de nuevos sis­temas de gestión de infor­ma­ción ERP y de mano de obra, que per­mite mejo­rar pro­ce­sos, tiem­pos y seguri­dad. A esto, se suma el desar­rol­lo de sis­temas de riego efi­cientes a través del Inter­net de las Cosas y el con­stante mon­i­toreo para mejo­rar la pro­duc­tivi­dad de los equipos mecáni­cos, donde la empre­sa tiene más de u$s 50 mil­lones inver­tidos.

En tan­to, la gestión por imá­genes vía satélites y drones jue­ga otro papel impor­tante. “La nue­va gen­eración de drones tiene autonomía de has­ta cua­tro horas, rel­e­van fal­las en la plantación, malezas y has­ta pueden aplicar agro­quími­cos”, expli­ca el ejec­u­ti­vo.

Ledes­ma está tra­ba­jan­do además en la pro­duc­ción de nuevos sis­temas de plantación de semi­l­las arti­fi­ciales en un part­ner­ship con NEF. Esto se debe, prin­ci­pal­mente, a que la fir­ma renue­va todos los años el 20% de su super­fi­cie plan­ta­da y requiere alrede­dor de 100.000 toneladas de caña anuales.

“Hay una tremen­da opor­tu­nidad, el cam­po argenti­no se ha ido tec­nif­i­can­do. Somos muy opti­mis­tas sobre lo que se puede hac­er a través de la dig­i­tal­ización. Esto requiere gente más capac­i­ta­da, con mejor empleabil­i­dad y se tra­duce en una mejor cal­i­dad de vida”, cer­ró el rep­re­sen­tante de la azu­car­era.

Todo este tra­ba­jo en cam­po gen­era en Ledes­ma más de 2000 empleos direc­tos, sobre un total de 6200 en Jujuy.

Fuente: Cro­nista.