El Gobierno aumentó el precio del biocombustibles

Elevó los valores que las petroleras deben pagar a los productores de combustibles renovables. Estiman que agregará entre 1,5 y 2% al litro de nafta y gasoil.

El Gob­ier­no aumen­tó este viernes los val­ores de los bio­com­bustibles y agregó un nue­vo fac­tor de pre­sión a los pre­cios de las naf­tas, ya que las petrol­eras deben cumplir con un corte de com­bustible ren­ov­able en sus pro­duc­tos.

Según las dis­posi­ciones 35 y 36/2019 pub­li­cadas en el Boletín Ofi­cial, los pre­cios de los bio­com­bustibles a base de etanol y maíz (naf­tas) y biodiésel subirán entre 2 y 3,5 por cien­to, retroac­ti­vo al 1 de mayo.

Con estos aumen­tos, los pre­cios en los sur­tidores deberían incre­men­tarse entre 1,5 y 2 por cien­to, indi­caron en una impor­tante petrol­era ante la con­sul­ta de TN.com.ar.

Des­de este mes, los pre­cios del bioetanol elab­o­ra­do a par­tir de caña de azú­car suben 3% (de $22,73 a $23,41 por litro) y los del bioetanol fab­ri­ca­do des­de el maíz, 1,9% (de $20,87 a $21,27). El biodiésel (en base a aceite de soja) sube 3,5 por cien­to, des­de $28,73 por litro a $29,74.

El rég­i­men pro­mo­cional de bio­com­bustibles establece una mez­cla oblig­a­to­ria en las naf­tas y el gasoil, a pre­cios que fija el Esta­do para favore­cer la pro­duc­ción de fab­ri­cantes locales.

La con­tra­parti­da es el incre­men­to en los pre­cios de las naf­tas que pagan los usuar­ios.

Como con­signó TN.com.ar, a la suba de los bio­com­bustibles se sumará, a par­tir de junio, un nue­vo incre­men­to en el impuesto a los Com­bustibles Líqui­dos y el impuesto al Dióx­i­do de Car­bono. Estos trib­u­tos se actu­al­izan cada tres meses, en fun­ción de la inflación del trimestre pre­vio. En esta ocasión, trasladarán a los sur­tidores el 11,8% que mar­có el Índice de Pre­cios al Con­sum­i­dor entre enero y mar­zo inclu­sive. Eso provo­cará aumen­tos en las naf­tas y los diésel de entre 2 y 2,5 por cien­to, según las empre­sas. La últi­ma vez, el Gob­ier­no par­tió en dos el trasla­do del impuesto para atem­per­ar las subas de los com­bustibles.

Además, los emplea­d­os de esta­ciones de ser­vi­cio recibirán un aumen­to salar­i­al del 28%. Según un acuer­do que fir­maron esta­cioneros y gremios ante la Sec­re­taría de Tra­ba­jo, los suel­dos subirán 12% retroac­ti­vo a abril, 8% en julio y otro 8% en sep­tiem­bre.

Las empre­sas afir­man que todavía no trasladaron del todo la deval­u­ación de mar­zo y abril. Según los cál­cu­los de una de las grandes com­pañías ‑val­i­da­dos por otra de las líderes- los com­bustibles todavía deberían subir un 20% para que las empre­sas recu­peren los már­genes de ganan­cia. Si el tipo de cam­bio se esta­bi­liza, las fir­mas antic­i­pan que habrá aumen­tos en cómodas cuo­tas por al menos tres o cua­tro meses más.

A la suba del dólar se suma el aumen­to del pre­cio inter­na­cional del petróleo. El bar­ril de brent, la ref­er­en­cia para el crudo local, subió en el año 24 por cien­to en dólares y, como el dólar trepó 19 por cien­to en el país, el crudo se encar­e­ció casi 50 por cien­to en pesos. Los com­bustibles, en tan­to subieron en torno al 13 por cien­to des­de diciem­bre. El 90 por cien­to de los cos­tos de las empre­sas están dolar­iza­dos.

A comien­zos de mes, YPF, Axion y Shell (Raízen), las líderes del mer­ca­do, aumen­taron sus pre­cios entre 4 y 4,5 por cien­to. En abril habían fija­do incre­men­tos sim­i­lares. En el últi­mo año, la naf­ta súper, el com­bustible más ven­di­do, trepó 65,3 por cien­to, al rit­mo de la deval­u­ación.

A medi­da que las empre­sas suben los pre­cios, cae el expen­dio de com­bustibles. Según datos de YPF, las ven­tas caían en torno al 6,5%. Para 2019, el sec­tor espera que la ven­ta de naf­tas caiga otro 2,8% más y que la de gasoil, 0,7%.

Fuente: TN.