“El azúcar no merece ser demonizado”, enfatizó la tucumana Elías de Pérez

En contra del proyecto de etiquetado frontal de alimentos, la senadora radical defendió a la industria de su provincia “que implica trabajo para 8.100 productores” y más de 60 mil familias en diferentes puntos del país.

En con­tra del proyec­to de eti­que­ta­do frontal de ali­men­tos, la senado­ra tucumana Sil­via Elías de Pérez (UCR) enfa­tizó durante el debate que “el azú­car no merece ser demo­niza­do”.

“Hoy más que nun­ca ven­go como senado­ra por la provin­cia de Tucumán a defend­er la indus­tria madre de mi provin­cia, a defend­er el azú­car, que impli­ca tra­ba­jo para 60.900 famil­ias tucumanas, jujeñas, salteñas, mision­eras, santafesinas; e impli­ca el tra­ba­jo para 8.100 pro­duc­tores de mi provin­cia”, comen­zó.

La leg­is­lado­ra recordó un episo­dio del pasa­do, cuan­do “el dic­ta­dor (Juan Car­los) Onganía traía desam­paro y deses­peración a Tucumán, cerra­ba 11 inge­nios, y tam­bién nos habla­ba de sen­ti­do común, de efi­cien­cia y nos decía ‘la recon­ver­sión es lo que acá con­viene’”. “¿Sabe lo qué pasó? 240 mil tucumanos emi­graron. Se fueron a llenar los cor­dones alrede­dor de la provin­cia de Buenos Aires”.

“Esta ley ata­ca al azú­car, la demo­niza injus­ta­mente y, por lo tan­to, inten­ta tam­bién una vez más traer desam­paro a mi provin­cia“, con­sid­eró y defendió que “el azú­car es un nutri­ente nat­ur­al, orgáni­co, no sin­téti­co, no merece ser demo­niza­do”.

Además, Elías de Pérez señaló que con esta nor­ma “cualquier pro­duc­to, por pocos gramos de azú­car, ten­drá que lle­var un sel­lo de adver­ten­cia”.
Aunque aclaró que no tenía “dudas” de la “bue­na inten­ción” de los senadores que pro­mueven la ley, men­cionó que más allá del aumen­to del sobrepe­so y la obesi­dad, “en estos cin­co, seis años el con­sumo del azú­car ha dis­minui­do un 20%”.

Tam­bién opinó: “Lo que sien­to es que no se armo­niza con el Mer­co­sur y esto es indis­pens­able si quer­e­mos com­pe­tir”. Asimis­mo, la senado­ra sub­rayó que “el Códi­go Ali­men­ta­rio argenti­no es una ley con­ve­nio, se la asim­i­la a la propia Copar­tic­i­pación”, por lo tan­to esta dis­cusión había que “lle­var­la” a la CONAL (Comisión Nacional de Ali­men­tos).

Se va a ter­mi­nar unif­i­can­do la gón­dola. Una bar­ri­ta de cere­al va a ter­mi­nar tenien­do un sel­lo, un yogur reg­u­lar y una papa tam­bién”, pronos­ticó y lamen­tó que “(Lionel) Mes­si o los Pumas van a poder hac­er una pub­li­ci­dad de una cerveza, pero no una pub­li­ci­dad de algo que tiene azú­car”. “Reivin­di­co el azú­car para endulzar la vida, un pro­duc­to nat­ur­al y argenti­no”, con­cluyó.

Fuente: Par­la­men­tario.