CUBA — Desarrollan cultivos para la producción de biocombustibles en Las Tunas (+infografía)

Las primeras tres hectáreas, de 200 previstas, de Jatropha curcas, comenzaron a cultivarse en la unidad básica de El Raúl, en el municipio de Manatí, como parte de un proyecto de desarrollo local orientado a la producción de alimentos y biocombustibles.

El propósi­to de la ini­cia­ti­va, impul­sa­da por el Proyec­to Bioen­ergía, de la estación exper­i­men­tal de pas­tos y for­ra­jes Indio Hat­uey, es lle­gar a obten­er 200 litros diar­ios de este por­ta­dor energéti­co alter­na­ti­vo, el cual emplearía la propia enti­dad para los equipos mecan­iza­dos vin­cu­la­dos a la siem­bra y la cosecha.

Se tiene pre­vis­to comen­zar la pro­duc­ción en el 2019, para lo cual avan­zan en el mon­ta­je de la plan­ta proce­sado­ra, un lab­o­ra­to­rio y un cen­tro de cer­ti­fi­cación de semi­l­las.

Abel Peña Alfon­so, direc­tor del Cen­tro de Desar­rol­lo Local de esa demar­cación ter­ri­to­r­i­al, dijo a 26 Dig­i­tal que el mod­e­lo asum­i­do con­siste en inter­calar cul­tivos de ali­men­tos con la Jat­ropha cur­cas (cono­ci­da como piñón boti­ja), a difer­en­cia de otras expe­ri­en­cias inter­na­cionales en las que emplean var­iedades como el maíz, lo que per­ju­di­ca la seguri­dad ali­men­ta­ria de los seres humanos.

De acuer­do con inves­ti­ga­ciones desar­rol­ladas en Cuba, esta plan­ta oleagi­nosa no comestible ben­e­fi­cia los sue­los con mate­rias orgáni­cas, por lo que puede cul­ti­varse inter­cal­a­da con vian­das y gra­nos que sí son uti­liza­dos en la nutri­ción humana.

La pro­duc­ción sostenible de bio­pro­duc­tos es una opor­tu­nidad para la susti­tu­ción de importa­ciones y la intro­duc­ción de nuevas tec­nologías ami­ga­bles con el medio ambi­ente en Las Tunas, según un estu­dio real­iza­do por las uni­ver­si­dades de Las Tunas y de Ori­ente, de San­ti­a­go de Cuba.

Dicha inda­gación apun­ta a que en el ter­ri­to­rio es posi­ble fab­ricar bio­pro­duc­tos a par­tir de dese­chos y deriva­dos de la caña de azú­car como la cera y la cac­haza, entre los que se encuen­tra un aceite que puede emplearse como adi­ti­vo a com­bustibles para equipos de trans­porte o la gen­eración de energía.

infografia-biodiesel ok

Fuente: Periódico26