Coronavirus en Argentina | Alberto Fernández declaró la cuarentena total desde esta medianoche hasta el 31 de marzo

A través de un DNU | El Presidente lo anunció tras la reunión con gobernadores. “A partir de ese momento, todos tienen que quedarse en sus casas”, remarcó.

El pres­i­dente Alber­to Fer­nán­dez decretó este jueves la cuar­ente­na total des­de la cero hora del viernes has­ta el 31 de mar­zo, para reforzar aún más las acciones con­tra el coronavirus​ en la Argenti­na, donde hay 128 casos con­fir­ma­dos, entre los que se con­tabi­lizan tres muertes.

El Jefe de Esta­do anun­ció que se pon­drá en mar­cha el “ais­lamien­to social pre­ven­ti­vo y oblig­a­to­rio” y remar­có: “Esto quiere decir que nadie puede moverse de su res­i­den­cia, todos tienen que quedarse en sus casas”.

Fer­nán­dez explicó que esta medi­da se dis­pu­so porque, a pesar de las restric­ciones que se establecieron en los últi­mos días para garan­ti­zar el ais­lamien­to social, “seguimos tenien­do prob­le­ma de gente que no entiende que no se puede cir­cu­lar en las calles en estas condi­ciones, porque el ries­go en el que se pone al otro es muy grande”.

A través de un anun­cio tele­vi­si­vo, el Pres­i­dente aclaró que las per­sonas podrán salir úni­ca­mente para “hac­er lo nece­sario para su vida habit­u­al” y explicó que se podrá asi­s­tir a los “nego­cios de cer­canía abier­tos, a los almacenes, a los super­me­r­ca­dos, a hac­er com­pras en nego­cios de cer­canías, como far­ma­cias”.

Explicó que en el mar­co de esta res­olu­ción, se ade­lan­tó el feri­ado del día 2 de abril para el día 31 de mar­zo y se declarará al 30 de mar­zo como feri­ado puente.

“Pero a par­tir de las 0 horas, la Pre­fec­tura, la Gen­darmería, la Policía Fed­er­al y las policías provin­ciales estarán con­trolan­do quién cir­cu­la por las calles. Y entién­dase que aquel que no pue­da explicar lo que está hacien­do en la calle se verá someti­do a las san­ciones que el Códi­go Penal pre­vé para quienes violan las nor­mas que la autori­dad san­i­taria dispone para fre­nar una epi­demia, o en este caso una pan­demia”, advir­tió.

Y remar­có: “Vamos a ser abso­lu­ta­mente inflex­i­bles. La ver­dad que esta es una medi­da excep­cional que dic­ta­mos en un momen­to excep­cional, pero abso­lu­ta­mente den­tro del mar­co de lo que la democ­ra­cia per­mite”.

El Pres­i­dente indicó que la nor­ma tam­bién tiene excep­ciones y repasó que ellas con­tem­plan a quienes tra­ba­jan en los gob­ier­nos nacionales, provin­ciales y munic­i­pales, en los nive­les de con­duc­ción políti­ca, quienes tra­ba­jan en sanidad, en las fuerzas de seguri­dad y en las Fuerzas Armadas y a quienes se desem­peñan en una serie de activi­dades como la pro­duc­ción de ali­men­tos, fár­ma­cos y com­bustibles, entre otras.

Vamos a ser muy severos con los que no respe­ten el ais­lamien­to que esta­mos plante­an­do. Y vamos a ser muy severos porque la democ­ra­cia nos lo exige. El primer deber de un gob­er­nante es cuidar la salud y la inte­gri­dad físi­ca de su gente”, insis­tió.

El primer man­datario habló acom­paña­do por los gob­er­nadores Ger­ar­do Morales (Jujuy), Axel Kicillof (Buenos Aires), Omar Per­ot­ti (San­ta Fe) y Hora­cio Rodríguez Lar­reta (jefe de Gob­ier­no porteño).

“A todos les doy las gra­cias por el com­pro­miso”, dijo tras el encuen­tro con todos los gob­er­nadores que se real­izó antes en la Quin­ta de Olivos. Y agregó que durante ese cón­clave se resolvió crear un “gabi­nete fed­er­al que per­ma­nen­te­mente vaya aten­di­en­do la evolu­ción de la pan­demia y vaya resolvien­do un prob­le­ma que ha surgi­do, que es el prob­le­ma económi­co”.

“La economía, sin duda, se va a ralen­ti­zar y en esa lenti­tud vamos a ten­er menor activi­dad económi­ca, menor recau­dación y prob­le­mas fis­cales que resolver”, vaticinó.

El Jefe de Esta­do definió los detalles de esa medi­da durante una cum­bre con los gob­er­nadores en la Quin­ta de Olivos.

La cuar­ente­na total comen­zó a tomar for­ma el miér­coles, durante la reunión que Alber­to Fer­nán­dez man­tu­vo con los jefes par­la­men­tar­ios de la oposi­ción. Pun­tual­mente, allí se estu­di­aron los mecan­is­mos para “aumen­tar las restric­ciones y los nive­les de ais­lamien­to”.

La cumbre con gobernadores 

La reunión en la Quin­ta de Olivos se demoró una hora, has­ta las 18, porque se esperó que el bonaerense Axel Kicillof ter­mine un encuen­tro con inten­dentes de su dis­tri­to y se sume a las delib­era­ciones medi­ante video­con­fer­en­cia.

Los man­datar­ios provin­ciales comen­zaron a ingre­sar min­u­tos antes de las 17. Algunos de los primeros en lle­gar fueron el de Jujuy, Ger­ar­do Morales; el de San Luis, Alber­to Rodríguez Saá; el de San­ti­a­go del Estero, Ger­ar­do Zamo­ra; el de San Juan, Ser­gio Uñac, y el jefe de Gob­ier­no porteño, Hora­cio Rodríguez Lar­reta, entre otros.

Tam­bién par­tic­i­paron Ara­bel­la Car­reras (Río Negro), Oscar Her­rera Ahuad (Misiones), Ser­gio Zil­iot­to (La Pam­pa), Omar Per­ot­ti (San­ta Fe), Mar­i­ano Arcioni (Chubut), Gildo Ins­frán (For­mosa), Juan Manzur (Tucumán), Gus­ta­vo Valdés (Cor­ri­entes), Gus­ta­vo Bor­det (Entre Ríos) y Jorge Cap­i­tanich (Cha­co), entre otros.

En tan­to, otros de los man­datar­ios que recur­rieron a la video­con­fer­en­cia para par­tic­i­par de las dis­cu­siones son el Tier­ra del Fuego, Gus­ta­vo Melel­la, y el de Cata­mar­ca, Raúl Jalil, quien se encuen­tra en cuar­ente­na porque días atrás via­jó a Toron­to, Canadá.

Y en el caso de San­ta Cruz, la gob­er­nado­ra Ali­cia Kirch­n­er envió a Euge­nio Quiroga como su rep­re­sen­tante.

Fuente: Clarín.