Con alegría y un desfile de los Equipo de Cosecha en las calles de El Tabacal, Seaboard dio por terminada su Zafra 102

Este último viernes, el presidente de Seaboard Energías Renovables y Alimentos, Oscar Rojo, junto a directivos y trabadores, participó del último vuelco de caña de la Zafra 102.

Con el sonar de las sire­nas las cosechado­ras encabezaron el des­file por la calle prin­ci­pal de El Taba­cal, con todos los tra­ba­jadores y sus famil­ias, salu­dan­do y cel­e­bran­do. Pos­te­ri­or­mente con camiones y camione­tas con ban­deras argenti­nas, recor­rieron las calles de Hipól­i­to Yrigoyen ante el salu­do de los veci­nos.

Rojo saludó tam­bién en plan­ta a quienes debían per­manecer en sus lugares de tra­ba­jo por cues­tiones oper­a­ti­vas. En un men­saje a los tra­ba­jadores, agrade­ció espe­cial­mente el esfuer­zo, la energía y el tra­ba­jo en equipo de la “gran famil­ia Seaboard” y man­i­festó su esper­an­za de repe­tir con más fuerza este fes­te­jo, el año que viene.

Acer­ca de Seaboard Energías Ren­ov­ables y Ali­men­tos

Es una com­pañía argenti­na, naci­da hace más de un siglo como Inge­nio y Refin­ería San Martín del Taba­cal. Des­de hace 25 años es parte de Seaboard Cor­po­ra­tion, un con­glom­er­a­do mundi­al que abar­ca diver­sas activi­dades vin­cu­ladas a la ali­mentación, al com­er­cio inter­na­cional y al trans­porte marí­ti­mo en más de 45 país­es, y que se encuen­tra cal­i­fi­ca­da entre las For­tune 500. Seaboard Energía Ren­ov­ables y Ali­men­tos es una de las 7 divi­siones inter­na­cionales de la cor­po­ración.

En su Com­ple­jo Agroin­dus­tri­al ubi­ca­do en el depar­ta­men­to de Orán, y a par­tir del cul­ti­vo y proce­samien­to de la caña de azú­car, cuen­ta con varias des­til­erías y deshidrata­do­ras de alco­hol, dos plan­tas de gen­eración de energía por bio­masa y una plan­ta de azú­car que provee a la mesa de los argenti­nos con su mar­ca Chango en varias pre­senta­ciones, inclu­sive la cer­ti­fi­ca­da como “Orgáni­co Argenti­no”, y tam­bién al mer­ca­do indus­tri­al. Sus pro­ce­sos y pro­duc­tos están cer­ti­fi­ca­dos por las audi­torías y nor­mas más exi­gentes del mun­do en mate­ria de cal­i­dad y sosteni­bil­i­dad.

La inter­ac­ción con las comu­nidades locales se cen­tra en los ejes de salud, edu­cación, deportes y vivien­da, ponien­do énfa­sis en las primeras eta­pas de vida. Es el prin­ci­pal empleador pri­va­do de Salta, con unos 1400 puestos direc­tos y más de 3000 indi­rec­tos.

Fuente: Salta Agropecuar­ia.