Azúcar | Aumentó un 5% la zafra de 2020 de Ledesma

A la ola de coronavirus que azotó con fuerza a Jujuy, sobre todo durante julio y agosto, se sumaron los incendios forestales a partir de septiembre, que afectaron varias fincas de caña de azúcar

La empre­sa jujeña Ledes­ma final­izó su zafra 2020 con una pro­duc­ción de 342 mil toneladas de azú­car físi­ca, 5% supe­ri­or a la de 2019, en un año mar­ca­do por la pan­demia de coro­n­avirus.

“Fue una de las zafras más difí­ciles en la his­to­ria de Ledes­ma”, afir­mó la empre­sa en un comu­ni­ca­do en el que ase­guró que fueron “seis meses sur­ca­dos por muchos desafíos ‑de los cuales el may­or fue la pan­demia de Covid-19-”.

“A la ola de coro­n­avirus que azotó con fuerza a Jujuy, sobre todo durante julio y agos­to, se sumaron los incen­dios fore­stales a par­tir de sep­tiem­bre, que afec­taron varias fin­cas de caña de azú­car”, amplió.

La zafra tuvo una exten­sión de 183 días, sólo tres más que la de 2019, logro posi­ble “gra­cias al esfuer­zo y com­pro­miso de los tra­ba­jadores y toda la comu­nidad de Ledes­ma”, resaltó.

Si bien la molien­da total de caña fue 3% infe­ri­or a la de 2019, la pro­duc­ción de azú­car físi­ca fue de 342 mil toneladas, 5% supe­ri­or, por el incre­men­to de 9% en el rendimien­to (el vol­u­men de azú­car obteni­da a par­tir de una tonela­da de caña) debido a “un otoño más seco, que hizo que la caña madu­rara mejor; de cara al año próx­i­mo”.

Ledes­ma molió alrede­dor de 3,6 mil­lones de toneladas de caña de azú­car, de las cuales casi tres mil­lones fueron toneladas propias, y 611 mil de cañeros inde­pen­di­entes.

“Este últi­mo grupo es impor­tante porque gen­era una activi­dad pro­duc­ti­va que excede a Ledes­ma y se trasla­da a toda la provin­cia de Jujuy, dado el movimien­to de pro­duc­tores y provee­dores”, resaltó el comu­ni­ca­do.

La pro­duc­ción esti­ma­da de alco­hol es de 80 mil­lones de litros y Ledes­ma decidió recon­ver­tir una parte del bioetanol que había pro­duci­do para des­ti­narla a alco­hol far­ma­céu­ti­co, para colab­o­rar en el abastec­imien­to de insumos san­i­tar­ios a la población.

Así, la pro­duc­ción de alco­hol quedó en 15 mil­lones de litros y la de bioetanol en 65 mil­lones.

Durante esta zafra tam­bién cobró rel­e­van­cia la pro­duc­ción de hipoclori­to, insumo en la pro­duc­ción de lavan­d­i­na: Este año, Ledes­ma aumen­tó esa pro­duc­ción 10% para respon­der a las necesi­dades que plante­a­ba la pan­demia.

La empre­sa donó 2.200 litros de hipoclori­to, equiv­a­lentes a 6.600 litros de lavan­d­i­na.

En cuan­to al papel embal­a­do, Ledes­ma esti­ma pro­ducir 96.500 toneladas.

Durante la zafra, la plan­ta de papel estu­vo cer­ra­da por más de 40 días debido a las medi­das pre­ven­ti­vas del Covid-19, pero en la reaper­tu­ra creó dos nuevas líneas de pro­duc­tos para adap­tarse a las nuevas condi­ciones del mer­ca­do: pul­pa de caña de azú­car blan­quea­da y pul­pa nat­ur­al sin blan­quear; y una segun­da línea de pape­les para embal­a­je.

Para 2021, Ledes­ma planea inver­siones por más de US$ 10 mil­lones para el for­t­alec­imien­to de su pro­duc­ción de energía ren­ov­able ‑que abastece la mitad de la energía que uti­liza la empre­sa en sus pro­ce­sos pro­duc­tivos- y la inno­vación tec­nológ­i­ca para seguir dotan­do de may­or com­pet­i­tivi­dad a su pro­duc­ción agrí­co­la.

Fuente: Agri­to­tal.