AFIP desplegó un verdadero ejército para controlar ingenios y mayoristas

Unos 500 agentes de la AFIP se movilizaron en diversas provincias argentinas para fiscalizar ingenios azucareros y comercios mayoristas de alimentos y bebidas.

La Admin­is­tración Fed­er­al de Ingre­sos Públi­cos (AFIP) desplegó en las últi­mas un ver­dadero ejérci­to, que se moverá por var­ios pun­tos del país, con un obje­ti­vo en la mira: inge­nios azu­careros y may­oris­tas de ali­men­tos y bebidas.

Son 500 agentes que real­izan pro­ced­imien­tos simultá­neos en casi 200 establec­imien­tos en 22 provin­cias para realizar tar­eas de fis­cal­ización.

Según comu­nicó el organ­is­mo con­duci­do por el platense Car­los Castag­ne­to el obje­ti­vo es rel­e­var las lis­tas de pre­cios y los val­ores de com­praven­ta de la mer­cadería, en un con­tex­to de alta volatil­i­dad de pre­cios que es espe­cial­mente críti­co en el seg­men­to ali­men­tos y bebidas.

En Julio, según los datos de inflación del INDEC, ese ítem trepó casi 6.3 por cien­to y acu­mu­la subas de más de 50 pun­tos en lo tran­scur­ri­do del año.

AFIP a la caza de evasores

Más allá del con­trol de pre­cios implíc­i­to en la juga­da, tam­bién se con­tro­la la fac­turación y la doc­u­mentación de respal­do para ver­i­ficar el cumplim­ien­to de la reg­is­tración de las opera­ciones.

La Direc­ción Gen­er­al Impos­i­ti­va (DGI) real­iza los pro­ced­imien­tos simultá­neos en 198 establec­imien­tos con 532 inspec­tores en el Área Met­ro­pol­i­tana de Buenos Aires (AMBA), Cata­mar­ca, Cha­co, Chubut, Cór­do­ba, Cor­ri­entes, Entre Ríos, For­mosa, Jujuy, La Pam­pa, La Rio­ja, Men­doza, Misiones Neuquén, Río Negro, Salta, San Luis, San­ta Cruz, San­ta Fe, San­ti­a­go del Estero, Tier­ra del Fuego y Tucumán.

En el caso de los inge­nios, además de las acciones pre­vi­a­mente men­cionadas, el per­son­al de la DGI con­tro­la el ingre­so y egre­so de camiones jun­to con la doc­u­mentación respalda­to­ria de la car­ga trans­porta­da.

Esta labor es com­ple­men­taria a las tar­eas de inves­ti­gación y ver­i­fi­cación de la AFIP que con­tin­uarán durante la próx­i­ma sem­ana. A par­tir de las even­tuales incon­sis­ten­cias que puedan sur­gir de los oper­a­tivos, el organ­is­mo podrá pro­fun­dizar la fis­cal­ización medi­ante instru­men­tos como el pun­to fijo, que con­siste en con­tro­lar de for­ma pres­en­cial por un número de días cor­ri­dos la fac­turación del establec­imien­to que se pre­sume incur­rió en algu­na irreg­u­lar­i­dad con el fis­co.

Fuente: Info­cielo.