Serían varios los ingenios que no podrían moler en 2019

El panorama no es alentador para la industria madre de la provincia. El cañero José del Pero compara la crisis actual con la última que terminó con el cierre de 12 ingenios en Tucumán.

Los cañeros, sobre todo los pequeños y medi­anos, son los más afec­ta­dos por la políti­ca económi­ca que imple­men­tan des­de Nación, prin­ci­pal­mente  porque vienen acu­mu­lan­do un pasi­vo des­de hace 8 años y la situación actu­al hace que se trans­fier­an más deu­das a los pro­duc­tores.

Del Pero ase­gu­ra que de 15 inge­nios que hay en la provin­cia sólo 3 están cumplien­do con la maquila, con el pago en azú­car a los pro­duc­tores. “No se sabe qué final puede ten­er esto porque cada día se agra­va más” añade.

Todo comen­zó por allá de 2001 cuan­do la activi­dad quedó sin reg­u­lación estatal, esto impul­só la con­cen­tración de los medios de pro­duc­ción que per­ju­di­ca la dis­tribu­ción de los ingre­sos y trae, con­se­cuente­mente, los prob­le­mas sociales que vemos a diario en Tucumán con mar­chas de tra­ba­jadores de las fábri­c­as que, sin respuestas,salen a las calles pidi­en­do solu­ciones.

El alco­hol, se pens­a­ba, iba a solu­cionar el exce­dente del azú­car lo que pens­a­ban iba a repun­tar el pre­cio, descom­prim­ien­do el mer­ca­do inter­no, pero no pasó. A esto se suma, destacó del Pero, que los pro­duc­tores, pese a que la leg­is­lación nacional sí los incluye, todavía esper­an par­tic­i­par del bioetanol.

“Si no se toman deci­siones se vivirán momen­tos muy ten­sos con muchos daños económi­cos” advierte el cañero, detal­lan­do que son muchos los pro­duc­tores que, sin ten­er ben­efi­cios de la caña de azú­car, deci­dieron volver a los gra­nos, esto provo­cará una reduc­ción muy impor­tante de la super­fi­cie de cul­ti­vo de la plan­ta lo que reducirá la mate­ria pri­ma para la cam­paña 2019, y esto es lo que podría dejar a varias fábri­c­as sin la posi­bil­i­dad de encen­der sus trapich­es.

https://www.youtube.com/watch?v=BssOUQrcFkg

Fuente: Los Primeros.