José Minetti declaró deudas por $ 4.100 millones

En su pedido de concurso preventivo, informó que tiene 800 acreedores y activos que rozan los cinco mil millones de pesos. Admitió que el mayor perjuicio lo provocó el plan de bioetanol del exministro Aranguren.

El moli­no José Minet­ti y Cía declaró un pasi­vo de más de 4.135 mil­lones de pesos, en el mar­co de la pre­sentación ante la Jus­ti­cia del pedi­do de aper­tu­ra de con­cur­so pre­ven­ti­vo de acree­dores.

En este mar­co, pre­cisó enfrentar una situación críti­ca con más de 800 acree­dores y con activos por 4.941 mil­lones de pesos.

La com­pañía, con inge­nios azu­careros en Tucumán y con una plan­ta harinera al sur de Cór­do­ba cap­i­tal, entró en cri­sis a fines del año pasa­do, mar­co en el que lle­va des­pe­di­dos a 150 emplea­d­os.

Sem­anas atrás, la empre­sa pidió la aper­tu­ra del con­cur­so pre­ven­ti­vo; a ini­cios de esta sem­ana pre­sen­tó ante la Jus­ti­cia los fun­da­men­tos, en los que apun­tó como causa su ingre­so al pro­gra­ma de pro­duc­ción de bioetanol que impul­só Juan Aranguren, exmin­istro de Energía de la Nación.

Precios retrasados

José Minet­ti y Cía elab­o­ra tres pro­duc­tos: su moli­no en Cór­do­ba hace hari­nas, mien­tras que en Tucumán elab­o­ra azú­car, con mar­cas como Fron­teri­ta y Bel­la Vista, y bioetanol de caña de azú­car, con dos des­til­erías de la fir­ma Fron­teri­ta Energía (Fesa), con capaci­dad para 200 mil litros diar­ios.

Según la pre­sentación elab­o­ra­da por el estu­dio Aznar-Vil­la­da-Aznar y Aso­ci­a­dos, mien­tras que los pre­cios de la hari­na y del azú­car depen­den de la ofer­ta y deman­da de ambos mer­ca­dos, el val­or del bioetanol lo fija el Esta­do.

En 2016, el Min­is­te­rio de Energía puso en mar­cha el Rég­i­men de Reg­u­lación y Pro­mo­ción para la Pro­duc­ción y Uso Sus­tenta­bles de Bio­com­bustibles, a través de la res­olu­ción 37/16, que fijó como oblig­a­to­rio el corte de las naf­tas con 12 por cien­to de bioetanol y asignó los cupos por empre­sas. En el caso de Fesa, debía pro­ducir 32 mil­lones de litros anuales.

La com­pañía apun­tó a los bio­com­bustibles, para lo cual incre­men­tó su capaci­dad de molien­da, mod­ern­izó sus calderas, mon­tó una nue­va des­til­ería y con­struyó una anhidrado­ra de últi­ma gen­eración, en fun­ción de las seguri­dades que ofrecían la ley de bio­com­bustibles y las res­olu­ciones de la cartera lid­er­a­da por Aranguren.

Pero luego cam­biaron las condi­ciones. La tasa de interés empezó a subir. Además, según indicó la com­pañía en su pre­sentación judi­cial, el Min­is­te­rio de Economía “nun­ca dio el pre­cio prometi­do ni obligó a las petrol­eras a cumplir con com­prar sus cupos”.

Así, por ejem­p­lo, entre abril de 2017 y junio de este año, el pre­cio de la naf­ta subió 133 por cien­to, mien­tras que el del bioetanol se elevó 65 por cien­to, lo que gen­eró una trans­fer­en­cia de recur­sos des­de el sec­tor azu­carero a la indus­tria petrol­era. A esto la com­pañía sumó que la cartera energéti­ca no con­troló que las petrol­eras reti­raran el bioetanol pro­duci­do “a pesar de los con­tin­u­os reclam­os de los pro­duc­tores”, lo que obligó a la empre­sa a vender­lo en for­ma direc­ta a pre­cios más bajos que los ofi­ciales.

La cri­sis en la que entró la fir­ma se pro­fun­dizó cuan­do la plan­ta en Cór­do­ba fue ocu­pa­da por los tra­ba­jadores en noviem­bre del año pasa­do por con­flic­tos lab­o­rales que incluyeron des­de retra­sos en el pago de salarios has­ta despi­dos.

Si bien des­de la Unión Obr­era Molin­era Argenti­na ase­gu­ran que la toma se lev­an­tó a fines de agos­to, la empre­sa recla­ma el total retiro del gremio y de agru­pa­ciones políti­cas que lo acom­pañan.

En el mar­co del con­cur­so pre­ven­ti­vo, la empre­sa advir­tió que el moli­no cer­rará en for­ma “tem­po­ral” para su ade­cuación.

En caída: Los números de la crisis

$ 4.135 M. El pasi­vo de José Minet­ti y Cía superó los 4.135 mil­lones de pesos, con un acti­vo de 4.941 mil­lones de pesos.

800. La fir­ma con­tabi­lizó 800 acree­dores. Si se aprue­ba el con­cur­so pre­ven­ti­vo, entrarán en el pro­ce­so para el cobro.

150. son los despi­dos, prin­ci­pal­mente con­cen­tra­dos en el moli­no harinero de Cór­do­ba. La fir­ma está en con­flic­to con la Unión Obr­era Molin­era.

Fuente: La Voz.