El azúcar, discusión eterna del Mercosur

Ante las insistencias de Brasil para que el producto se adecue a la unión aduanera, Argentina destaca las asimetrías regionales

Tras 19 años par­al­iza­do, el grupo “ad hoc” azu­carero del Mer­co­sur cele­bró el lunes su dec­i­mo­quin­ta reunión des­de que el bloque fue crea­do en 1991. De man­era vir­tu­al por la cri­sis san­i­taria, Argenti­na, Brasil, Uruguay y Paraguay inter­cam­biaron infor­ma­ción sobre el sec­tor y expusieron sus posi­ciones encon­tradas respec­to a la posi­bil­i­dad de lib­er­alizar el pro­duc­to, cuya com­er­cial­ización siem­pre ha esta­do exclu­i­da de la unión adu­an­era para pro­te­ger a la indus­tria local.

La del­e­gación argenti­na estu­vo encabeza­da por el sec­re­tario de Rela­ciones Económi­cas Inter­na­cionales de la Can­cillería, el tucumano Jorge Neme. Un informe de ese organ­is­mo repasó las pos­turas de los Esta­dos miem­bro sobre la reg­u­lación. “Los cua­tro país­es coin­ci­dieron en que el azu­carero es un sec­tor sen­si­ble y estratégi­co para la región, y acor­daron comen­zar a tra­ba­jar a los fines de con­stru­ir un camino común que mejore su com­pet­i­tivi­dad”, reza el doc­u­men­to sobre el final.

Pese a ese pun­to en común, las tradi­cionales pujas entre Argenti­na y Brasil ‑que es el primer expor­ta­dor mundi­al de ese pro­duc­to- estu­vieron a la orden del día. El “Gigante Sudamer­i­cano” planteó que la fal­ta de con­sen­so para la ade­cuación del sec­tor azu­carero a la unión adu­an­era era una de “las grandes lagu­nas” para el pro­ce­so de inte­gración region­al. En ese sen­ti­do, con­sid­eró que “no había jus­ti­fi­cación” para que ese ele­men­to tuviese un tra­to difer­en­ci­a­do den­tro del bloque.

A modo de respues­ta, Neme recordó que el ori­gen de la exclusión del azú­car en el mer­ca­do común se fun­da­men­ta­ba “en la exis­ten­cia de asimetrías des­de el pun­to de vista del rol de las políti­cas públi­cas, que había toma­do dis­tin­tas for­mas de pro­mo­ción de la pro­duc­ción”. Además, el fun­cionario tucumano destacó la sen­si­bil­i­dad del sec­tor “dado su impacto económi­co y social en el NOA”.

Para pro­fun­dizar la pos­tu­ra nacional, Neme insis­tió en que “por dis­tin­tos motivos, entre ellos la lejanía de la pro­duc­ción de los cen­tros de decisión de poder”, el azú­car no había tenido una políti­ca de pro­mo­ción en el país. “Por el con­trario, se habían apli­ca­do políti­cas de desin­cen­ti­vo, como las reten­ciones y las cuo­tas a la pro­duc­ción de etanol. Sin per­juicio de ello, el sec­tor había venido ganan­do com­pet­i­tivi­dad”, expone el informe entre las jus­ti­fi­ca­ciones del sec­re­tario.

Paraguay y Uruguay acom­pañaron el planteo argenti­no, sostienen en Can­cillería. De hecho, el primero recordó que existe un con­ve­nio de coop­eración entre su cen­tro azu­carero y la Estación Exper­i­men­tal Obis­po Colom­bres de Tucumán. La “situación de debil­i­dad” de esos tres país­es frente a Brasil ‑man­i­festó Neme- debe ser teni­da en cuen­ta para tratar el tema y crear las condi­ciones futuras para pen­sar­lo con las nor­mas del com­er­cio region­al.

Un pro­duc­to excep­tu­a­do

1- Des­de la creación del Mer­co­sur en 1991, el azú­car tuvo un rég­i­men de excep­ción. La restric­ción, que pro­tege a la indus­tria del NOA, debía desmon­tarse con el tiem­po.

2– Brasil, que es el primer expor­ta­dor, volvió a pedir que el sec­tor se ade­cue a la unión adu­an­era. Lo hizo el lunes en la primera reunión del grupo ad hoc del azú­car en 19 años.

3– Argenti­na, rep­re­sen­ta­da por el tucumano Jorge Neme, recordó que la exclusión se fun­da­men­ta en las asimetrías pro­duc­ti­vas que exis­ten entre el país y el gigante brasileño.

Fuente: La Gac­eta.