Bolivia | La apuesta por el etanol

El consumo promedio de la gasolina especial en el país, según la ANH (Agencia Nacional de Hidrocarburos), es de 5,0 millones de litros/día.

Para equiparar o sat­is­fac­er ese niv­el de deman­da inter­na pero con bio­com­bustible, las indus­trias sucroal­co­holeras deben pro­ducir al menos 600 mil litros de alco­hol anhidro o etanol por día, lo que equiv­ale a 219 mil­lones de litro anuales. Para ello, el sec­tor pre­vé des­ti­nar 40% del total de la pro­duc­ción de caña al alco­hol y el 60% para el azú­car.

Según los exper­tos y los mis­mos pro­duc­tores, ese vol­u­men esti­ma­do de pro­duc­ción es un reto abso­lu­ta­mente posi­ble de alcan­zar, dado que el adi­ti­vo de ori­gen veg­e­tal, al ser mez­cla­do con la gasoli­na ocu­pará sola­mente el 12%  en  cada litro de bio­com­bustible, hoy com­er­cial­iza­do como Súper Etanol 92.

Además, las indus­trias más promi­nentes en rubro sucroal­co­holero de San­ta Cruz, como son los inge­nios: Guabirá, Una­gro, Aguaí y La Bél­gi­ca, según sus ejec­u­tivos, ya vienen con­sol­i­dan­do las respec­ti­vas plan­tas ‘deshidrata­do­ras’ de alco­hol. En suma y en con­jun­to el total del sec­tor ten­dría una capaci­dad insta­l­a­da, para gener­ar  2,0 mil­lones de litros diar­ios de pro­duc­ción de etanol.

En con­jun­to, al ini­cio de la zafra 2019, que espera arran­car, si las condi­ciones cli­ma­tológ­i­cas así lo per­miten a finales del mes de abril, las indus­trias estarían en condi­ciones de ini­ciar sus opera­ciones pro­ducien­do azú­car y alco­hol para gener­ar etanol, garan­ti­zan­do ple­na­mente la seguri­dad ali­men­ta­ria del país.

“No cabe la menor duda que la pro­duc­ción de azú­car para el mer­ca­do inter­no está abso­lu­ta­mente garan­ti­za­do. Por los bajos pre­cios en los mer­ca­dos exter­nos, la pro­duc­ción del etanol, es una alter­na­ti­va inmejorable para paliar esta situación”, señala Reny Var­gas Pin­to, pro­duc­tor cañero y pres­i­dente de la Cámara de Indus­tria y Com­er­cio del Norte Cruceño (Cain­co Norte).

De acuer­do a las indus­trias. Con el con­vencimien­to de cumplir a plen­i­tud con los 150 mil­lones de litros de etanol que  YPFB (Yacimien­tos Petrolífer­os Fis­cales Boli­vianos) ha pre­vis­to com­prar solo este año a la indus­tria sucroal­co­holera, el sec­tor apues­ta fer­vorosa­mente por may­ores volúmenes de pro­duc­ción de etanol, para luego vender a la estatal petrol­era y este pue­da dinamizar el con­sumo grad­ual y ver­tig­i­noso del bio­com­bustible.

“Solo el inge­nio Guabirá tiene insta­l­a­da su plan­ta deshidrata­do­ra con capaci­dad de proce­sar 1.1 mil­lones de litros de alco­hol por día para gener­ar al menos 700 mil litros diar­ios de etanol. Sin equiv­o­carme ten­emos con­sol­i­da­do todo. En el caso nue­stro esta­mos con la plan­ta en pro­ce­so de prue­ba”, pre­cisó Mar­i­ano Aguil­era Tar­radelles, pres­i­dente del Inge­nio Azu­carero Guabirá, indus­tria asen­ta­da en la ciu­dad de Mon­tero.

Cristóbal Roda, pres­i­dente del Inge­nio Aguaí, indus­tria ubi­ca­da en el munici­pio de Fer­nán­dez Alon­so, señaló que es abso­lu­ta­mente viable cumplir con los 150 mil­lones de litros este año, toman­do en cuen­ta que ya el 2018 el sec­tor ha pro­duci­do 180 mil­lones de litros de alco­hol neu­tro, de cuyo pro­ce­so de hidrat­ación se gen­era el etanol.

En tan­to, Luis Fer­nan­do Bar­bery, pres­i­dente del Inge­nio Una­gro y actu­al pres­i­dente de la Con­fed­eración de Empre­sar­ios Pri­va­dos de Bolivia (CEPB), señaló que una vez se ini­cie con la zafra 2019, empezarán a fun­cionar las nuevas plan­tas deshidrata­do­ras, cuyas inver­siones en su nue­va plan­tas tiene la capaci­dad para gener­ar al menos 100 mil­lones de litros por año, lo que impli­ca 274 mil litros día. “Estoy con­ven­ci­do que la cal­i­dad del bio­co­bustible es may­or a la gasoli­na que se con­sume actual­mente.  En ese ámbito con­sidero que la deman­da va a cre­cer y para ello  las indus­trias esta­mos en condi­ciones posi­bles de cumplir con el com­pro­miso con YPFB, sin esca­ti­mar el crec­imien­to de la deman­da, que obvi­a­mente será grad­ual”, apun­ta.

Has­ta donde pudo cono­cer El Día, además el inge­nio Guabirá que tiene la capaci­dad de pro­ducir 700 mil litros de etanol por día, Una­gro tiene para otros 370 mil litros. En tan­to el Inge­nio Aguaí, ubi­ca­do en el munici­pio de Fer­nán­dez Alon­so, tiene la capaci­dad para otros 650 mil litros y La Bél­gi­ca otros 200 mil litros día. “Es que las indus­trias como Guabirá ya tienen expe­ri­en­cia de pro­ducir y ten­er una plan­ta insta­l­a­da hace muchos años, con capaci­da de 10,0 mil­lones de litros anuales. Es más con las condi­ciones actuales, tan solo des­ti­nan­do el 30% de la caña a la pro­duc­ción de etanol, se pueden lle­gar a esos obje­tivos”, pre­cisó el pro­duc­tor cañero Jhon­ny Claros Cadi­ma.

El reto de la pro­duc­ción de caña. La premisa del sec­tor, tan­to de la indus­tria, sobre todo de los pro­duc­tores cañeros, antes que ampli­ar la fron­tera agrí­co­la, es fun­da­men­tal­mente mejo­rar los rendimien­tos pro­duc­tivos, históri­ca­mente por deba­jo de las 50 toneladas por hec­tárea.

Sin embar­go, el 2018 fue uno de los mejores años en cuan­to a rendimien­tos de pro­duc­ción. Según datos del Cole­gio de Inge­nieros Agrónomos de Bolivia (CIAB), alcan­zo un prome­dio de 56 toneladas de pro­duc­ción de caña por hec­tárea.

Ese prome­dio se tradu­jo, el 2018, en una pro­duc­ción total de 9,2 mil­lones de toneladas de caña. Aguil­era, Roda y Bar­bery coin­ci­den al señalar que la apues­ta está hecha: que el sec­tor pri­mario debe incre­men­tar,  a par­tir de la zafra que arran­cará entre fines de abril y mayo, lle­gar a super­ar ese mar­gen de rendimien­to del año pasa­do y en los próx­i­mo años alcan­zar a un rendimien­to prome­dio de 70 toneladas por hec­tárea.

Aguil­era remar­ca que para la pro­duc­ción de etanol, este año se des­ti­nará al menos el 40% de la pro­duc­ción total de la caña de azú­car. Se establece que 3,6 mil­lones de toneladas irán direc­ta­mente para pro­ducir el alco­hol anhidro para luego, una vez ven­di­da a YPBF, se pue­da mezclar con la gasoli­na y final­mente gener­ar el bio­com­bustible. “En esta zafra creemos que nosotros vamos a des­ti­nar más del 40% a favor de la pro­duc­ción del alco­hol. Eso será sin des­cuidar abso­lu­ta­mente la pro­duc­ción de azú­car; ten­emos cada año azú­car exce­den­taria como ocurre aho­ra, para ello vamos a reg­u­larnos nosotros mis­mos al inte­ri­or de las indus­trias”, infor­mó Aguil­era.

Toman­do en cuen­ta que una tonela­da de caña pro­duce al menos un prome­dio de 60 litros de alco­hol, con las 3,6 mil­lones de toneladas que se des­ti­narán este año para gener­ar alco­hol, dicen los pro­duc­tores del sec­tor, tran­quil­a­mente se estará  alcan­zan­do a un vol­u­men de 221 mil­lones de litros de alco­hol, inclu­so supe­ri­or a la esti­mación de 219 mil­lones de litros que requiere la deman­da inter­na de la gasoli­na espe­cial.

“Los 150 mil­lones de litros com­pro­meti­dos para entre­ga a YPFB no solo que es posi­ble sino abso­lu­ta­mente super­a­bles, con­forme mues­tran los datos”, argu­men­ta Claros Cadi­ma.

Fron­tera agrí­co­la. Ante las críti­cas de sec­tores ambi­en­tal­is­tas y activis­tas en defen­sa de la nat­u­raleza, en sen­ti­do de que la pro­duc­ción de bio­com­bustibles verdes, cat­a­lo­ga­dos por ellos como agro­com­bustibles, no solo pon­dría en ries­go la seguri­dad ali­men­ta­ria sino que lle­varía enormes impactos ambi­en­tales por la ampliación de la fron­tera agrí­co­la, los demon­tres de nuevas áreas fore­stales, entre otros, surge la respues­ta unán­ime del sec­tor que nada de eso suced­erá.

El hecho estri­ba en que la super­fi­cie agrí­co­la de la caña de azú­car, como señala el CIAB, rep­re­sen­ta ape­nas el 5,4% con relación al total de la super­fi­cie cul­ti­va­da del país, cual es de 3,6 mil­lones de hec­táreas.

A diciem­bre de 2018, el CIAB ha repor­ta­do que la pro­duc­ción de la caña de azú­car ha alcan­za­do a un total de 164.812 hec­táreas, sien­do San­ta Cruz con el 95% de la pro­duc­ción del país. Inclu­so, toman­do en cuen­ta que la super­fi­cie agrí­co­la de San­ta Cruz, cuen­ta con 2,4 mil­lones de hec­táreas, la pro­duc­ción de la mate­ria pri­ma del azú­car y alco­hol ocu­pa ape­nas 4,5% de la super­fi­cie total. “No hay ningu­na expan­sión. Somos un país agrí­co­la, cuyo niv­el de ocu­pación de la super­fi­cie agrí­co­la es muy por deba­jo de lo nor­mal. En eso debe­mos tra­ba­jar: mejo­rar los rendimien­tos”, remar­có Roda en respues­ta a las críti­cas.

El Invitado

Reny Var­gas Pin­to
Pro­duc­tor Cañero

‘Es un proyec­to que está yen­do a pasos muy lento’

“Luego de una gran expec­ta­ti­va que gen­eró el pro­gra­ma del bio­com­bustible,  pese a las inver­siones del sec­tor pro­duc­ti­vo e indus­tri­al, el gob­ier­no me temo que está yen­do demasi­a­do lento para que esto se dinam­ice.

Ya esta­mos en abril, en unas sem­anas arran­cará la zafra cañera, entonces no deja de ser una gran pre­ocu­pación dado que ten­emos una gran sobre­pro­duc­ción de azú­car que financiera­mente al sec­tor pro­duc­ti­vo mantiene par­al­iza­do.

Lo que más lla­ma la aten­ción es que se está yen­do a paso de tor­tu­ga. Nosotros como pro­duc­tores cañeros, hemos dicho que está garan­ti­za­da la seguri­dad ali­men­ta­ria y el mer­ca­do inter­no del azú­car, entonces la úni­ca opción que se tiene para dar oxígeno a la situación financiera de los pro­duc­tores de caña es la pro­duc­ción de etanol

Para ello, los pro­duc­tores ya han hecho impor­tantes inver­siones en el cam­po. Se han des­ti­na­do recur­sos para ren­o­var cañav­erales, en la preparación de sue­lo, en la apues­ta de nue­va var­iedades y en algunos caso en la inver­sión para ampli­ar cul­tivos.

Las condi­ciones para mejo­rar los rendimien­tos con may­ores volúmenes de pro­duc­ción de caña están dados.

La indus­tria ha hecho impor­tante inver­siones en sus plan­tas, los pro­duc­tores cañeros por su parte han garan­ti­za­do la pro­duc­ción de la mate­ria pri­ma, no solo para sat­is­fac­er esos 150 mil­lones de litros para este año sino para gener­ar may­or volúmenes de pro­duc­ción con­forme la deman­da crez­ca. Entonces, el Esta­do debe actu­ar con may­or énfa­sis para que el sec­tor se vea aún más alen­ta­do para encar­ar esta nue­va zafra cañera”.

40% De la pro­duc­ción de caña
Se des­ti­narán este año para la pro­duc­ción de alco­hol y el pro­ce­so para gener­ar el etanol como adi­ti­vo, estable­ci­do por la nor­ma nacional, con un prome­dio del 12% de mez­cla con la gasoli­na. Sin embar­go, el gob­ier­no en los próx­i­mos días o meses tiene pre­vis­to imple­men­tar la mez­cla con la gasoli­na espe­cial de 85 octanos, cuyo con­sumo diario es de 5,0 mil­lones de litros día.

164 Mil hec­táreas
Es la super­fi­cie agrí­co­la total de la caña de azú­car reg­istra­da al finalizar la zafra 2018. La zafra como pocas veces en los últi­mos años ha tenido exce­dentes sin cosechar. En ese con­tex­to, los rendimien­tos pro­duc­tivos prome­dio estu­vieron, al igual que el 2017, cer­cano a las 56 toneladas por hec­tárea. Lo ide­al, dicen los exper­tos agrí­co­las, es alcan­zar en los próx­i­mos años a 70 toneladas de pro­duc­ción.

150 Mil­lones de litros de etanol
Es el com­pro­miso que el gob­ier­no, a través de YPFB (Yacimien­tos Petrolífer­os Fis­cales Boli­vianos), ha fir­ma­do con los pro­duc­tores de caña y la indus­tria sucroal­co­holera para la com­pra de este año. Has­ta el momen­to, la com­er­cial­ización del bio­com­bustible del Súper Etanol 92 ha pasa­do los 11,0 mil­lones de litros de con­sumo total, lo cual es con­sid­er­a­do como ínfi­mo.

Las inver­siones por mejo­rar la pro­duc­ción de caña se hacen inten­sas en los cam­pos agrí­co­las

Sec­tor. Sin pre­cis­ar cifras, los pro­duc­tores cañeros dicen haber lan­za­do sus propias inver­siones en la mejo­ra, ampliación, fer­til­ización, siem­bra nue­va de sus áreas de cul­ti­vo de caña de azú­car para ase­gu­rar mejores días a sus magros ingre­sos reg­istra­dos en los últi­mos años.

Certeza. El inge­nio Guabirá, ni bien cul­minó la zafra cañera en sep­tiem­bre de 2018, les facil­itó un finan­ciamien­to de $us 400 por hec­tárea a sus más de 1.500 pro­duc­tores de caña del norte cruceño.

“Nue­stro obje­ti­vo en los próx­i­mos años es incre­men­tar de 55 a 70 toneladas de rendimien­to de caña. Nosotros esta­mos empeña­dos en esto”, señaló Mar­i­ano Aguil­era, pres­i­dente de Guabirá.

Anun­cios. Para el pro­duc­tor cañero, Jhon­ny Claros, la pre­ocu­pación en el sec­tor pro­duc­tor de caña es noto­rio, debido a que el pro­gra­ma del bio­com­bustible va muy lento, dada la actu­al coyun­tu­ra del sec­tor donde sus ingre­sos están estanca­dos por la sobre­pro­duc­ción de azú­car.

“No sabe­mos qué está fal­lan­do, pero el proyec­to del bio­com­bustible en los hechos está yen­do a pasos muy lentos”, señala Claros.

Además, refiere que ya el sec­tor ha hecho inver­siones en la indus­tria y en la pro­duc­ción de la mate­ria pri­ma. “Todavía no despe­ga eso nos pre­ocu­pa”, final­izó.

Fuente: El Día.