Precios azucareros caen por estimado de menor crecimiento económico

Los precios del azúcar en Nueva York y Londres retrocedieron con fuerza en la última sesión, presionados por la publicación de un menor crecimiento económico mundial, comunicó hoy Cubazúcar.

En el primero de esos mer­ca­dos el endulzante en for­ma de crudo, para entre­ga en mayo, cer­ró la víspera con 52 pun­tos de pér­di­das en com­para­ción con el resul­ta­do del lunes, agregó esa empre­sa del Min­is­te­rio del Com­er­cio Exte­ri­or y de Inver­sión Extran­jera (Mincex) de Cuba.

El pro­duc­to ter­minó coti­za­do en 19,74 cen­tavos de dólar la libra, luego de oscilar en el ran­go de 20,21 y 19,72 cen­tavos por esa unidad.

Así, el mer­ca­do sufrió nota­bles pér­di­das a medi­da que se ale­ja­ba de sus máx­i­mos de cin­co meses de 20.51 cen­tavos por libra, alcan­za­do a medi­a­dos de la sem­ana prece­dente, señaló la enti­dad del Mincex en su últi­mo parte diario sobre la com­er­cial­ización de ese ali­men­to.

Tam­bién con­signó que el pre­cio cedió afec­ta­do por un fuerte declive, de más del cua­tro por cien­to, de los del petróleo el martes..

Mien­tras, en Lon­dres el azú­car refi­no o blan­co con­cluyó las opera­ciones de ese día en el nue­vo con­tra­to de ref­er­en­cia, para sum­in­is­trar en agos­to, a 536,0 dólares por tonela­da métri­ca ™, lo que rep­re­sen­tó un descen­so de 11,70 dólares. Los pre­cios se movieron en el dia­pasón de 554,0 y 537,1 dólares por tm.

Las coti­za­ciones del endulzante en ambos mer­ca­dos, no obstante, han lle­ga­do a alcan­zar favor­ables nive­les, ben­e­fi­ci­adas por un con­jun­to de fac­tores, en primer lugar de la relación oferta/demanda, en lo que prevalece aún un déficit glob­al de azú­car de entre 1,4 y dos mil­lones de tm, dijeron a Pren­sa Lati­na espe­cial­is­tas de Cubazú­car.

A ello han con­tribui­do, además, añadieron, los altos pre­cios del petróleo, que empu­jan los de otras mate­rias pri­mas, un may­or desvío de caña de azú­car en Brasil para fab­ricar etanol como com­bustible, com­pras espec­u­la­ti­vas de sac­arosa y la for­t­aleza del real frente al dólar.

Fuente: Pren­sa Lati­na.