La queja de Australia contra los subsidios al azúcar de la India será escuchada en la Organización Mundial del Comercio

Dos años y medio después de presentar una queja a la Organización Mundial del Comercio (OMC) contra India, los productores de caña de azúcar australianos finalmente tendrán sus preocupaciones escuchadas en la corte internacional.

La dis­pu­ta for­mal con­tra India fue ini­ci­a­da por los gob­ier­nos de Aus­tralia, Brasil y Guatemala en 2018, dicien­do que los sub­sidios para los pro­duc­tores de caña de la India provo­caron un exce­so en el mer­ca­do inter­na­cional y provo­caron una caí­da sig­ni­fica­ti­va en los pre­cios glob­ales.

Paul Schem­bri, pres­i­dente de las aso­cia­ciones de cul­ti­vadores de caña de Queens­land y Aus­tralia, dijo que era un aliv­io que las audi­en­cias final­mente se lle­varan a cabo.

Es un pro­ce­so que otras indus­trias seguirán de cer­ca, mien­tras Aus­tralia se prepara para escalar la acción con­tra Chi­na a la OMC sobre los arance­les de ceba­da.

En un comu­ni­ca­do, la Glob­al Sug­ar Alliance, que rep­re­sen­ta el 85 por cien­to de los expor­ta­dores de azú­car de caña del mun­do, dijo que se había reunido y reafir­mó su pleno apoyo “para elim­i­nar las sub­ven­ciones a la exportación de la India y los apoyos a los pre­cios que dis­tor­sio­n­an el com­er­cio”.

Los cul­ti­vadores de caña de Aus­tralia y el Gob­ier­no Fed­er­al pre­sen­taron la denun­cia ini­cial, que ha pasa­do por dis­cu­siones for­males y mediación.

“Creemos que es una vio­lación fla­grante de las reglas de la OMC”, dijo Schem­bri.

“Esos sub­sidios han destru­i­do el pre­cio mundi­al. Para los pro­duc­tores aus­tralianos, que están muy expuestos a los pre­cios mundi­ales, nos está costan­do algo así como $ 300 mil­lones o $ 400 mil­lones al año en opor­tu­nidades e ingre­sos per­di­dos”.

Decisión ‘con suerte’ a principios de 2021

Las audi­en­cias for­males gen­eral­mente se lle­van a cabo en per­sona en Gine­bra, pero debido a COVID-19 se moverán en línea.

Ini­cial­mente, las audi­en­cias debían cel­e­brarse en mayo, pero se pos­pusieron debido a la pan­demia y se han repro­gra­ma­do durante algu­nas sem­anas.

“Se lle­varán a cabo medi­ante un for­ma­to vir­tu­al, y eso nos da algo de esper­an­za aho­ra en Aus­tralia de que podemos tomar una decisión posi­ble­mente en 2021”, dijo Schem­bri.

Esta no es la primera vez que los sub­sidios al azú­car se pre­sen­tan ante la OMC, con los apoyos de la Unión Euro­pea declar­a­dos ile­gales en 2004.

A cane harvester cutting sugar cane in the afternoon sun.
El aplas­tamien­to de caña de Queens­land está lle­gan­do a su fin este año. ( ABC Wide Bay: Brad Marsel­los )

Schem­bri espera ver resul­ta­dos sim­i­lares esta vez.

“Ese resul­ta­do bajó a favor de Aus­tralia e inmedi­ata­mente el pre­cio mundi­al aumen­tó de man­era muy sus­tan­cial”, dijo.

Las gran­jas aus­tralianas de caña depen­den de los pre­cios mundi­ales del azú­car en bru­to para gener­ar ganan­cias, y se expor­ta alrede­dor del 85 por cien­to de la pro­duc­ción nacional.

Con el pre­cio glob­al del azú­car a menudo por deba­jo del cos­to de pro­duc­ción, Schem­bri dijo que tenía la esper­an­za de que las audi­en­cias con­duz­can a un cam­bio a largo pla­zo.

“Esper­amos que si se toma una decisión, obteng­amos un cam­bio rad­i­cal en el pre­cio mundi­al y que esto sea sostenible, y que en el futuro podamos ten­er acce­so con­tin­uo a los pre­cios mundi­ales que refle­jan el cos­to de los pro­duc­tores efi­cientes”.

Soluciones alternativas

En lugar de intro­ducir un exce­so de azú­car en el mer­ca­do mundi­al, la Glob­al Sug­ar Alliance ha pedi­do a India que util­ice su pro­duc­to para desar­rol­lar una indus­tria del etanol.

En un comu­ni­ca­do, el direc­tor ejec­u­ti­vo de la Aso­ciación Brasileña de la Indus­tria de la Caña de Azú­car, Eduar­do Leão de Sousa, dijo que su país esta­ba tra­ba­jan­do en estrecha colab­o­ración con India.

“Este bio­com­bustible ayu­dará a mejo­rar la cal­i­dad del aire en las prin­ci­pales ciu­dades de India, reducirá las emi­siones de gas­es de efec­to inver­nadero del país y reducirá la depen­den­cia de India del petróleo impor­ta­do”, dijo de Sousa.

Es una solu­ción que al señor Schem­bri tam­bién le gus­taría ver.

“Históri­ca­mente, el 93 por cien­to de las deci­siones final­mente se cumplen; esper­amos que India, obvi­a­mente, reconoz­ca que debe dejar de finan­ciar estos sub­sidios o diri­gir el exce­so de azú­car a otra cosa como el etanol”, dijo.

Fuente: ABC.net.au