Notice: La función get_block_patterns ha sido llamada de forma incorrecta. No se ha podido registrar el archivo «/home/p9000549/public_html/wp-content/themes/twentytwentyfour/patterns/css.php» como patrón de bloques (falta el campo «slug») Por favor, ve depuración en WordPress para más información. (Este mensaje fue añadido en la versión 6.0.0). in /home/p9000549/public_html/wp-includes/functions.php on line 6031
La EEAOC logró un mapa satelital del área de caña - Mercado Azúcar

La EEAOC logró un mapa satelital del área de caña

La entidad diferenció tres niveles de producción, lo que resulta un hito en la producción de información estadística de este cultivo en el país.

La Estación Exper­i­men­tal Agroin­dus­tri­al Obis­po Colom­bres (Eeaoc) orga­nizó una jor­na­da vir­tu­al sobre Telede­tec­ción y Sis­temas de Infor­ma­ción Geográ­fi­ca (SIG) des­ti­na­da al cul­ti­vo de la caña de azú­car.

“En esta opor­tu­nidad vamos a poder empa­parnos de todos los aportes que real­iza la sec­ción Sen­sores Remo­tos y SIG al cul­ti­vo de la caña de azú­car. Durante la char­la, cada uno de los inte­grantes de esta área com­par­tirá los dis­tin­tos tra­ba­jos que se real­izan ten­di­entes a opti­mizar y mejo­rar la toma de deci­siones entre los pro­duc­tores de caña y los inge­nios ”, dijo el jefe del sub­pro­gra­ma Agronomía de la Caña de Azú­car, Eduar­do Romero , durante la aper­tu­ra.

En la char­la tam­bién se detal­laron los ser­vi­cios a los cuales pueden acced­er los pro­duc­tores. Por últi­mo, se eval­uó la que­ma de caña de azú­car y los daños que oca­siona en la situación actu­al aso­ci­adas a las heladas de Tucumán.

La primera dis­ertación estu­vo a car­go de Fed­eri­co Soria , jefe de la sec­ción Sen­sores Remo­tos y SIG. Se refir­ió a las inves­ti­ga­ciones y tra­ba­jos que se lle­van a cabo des­de el área. “Los aportes que real­izan la sec­ción a la pro­duc­ción de la cañera de la provin­cia se real­izan medi­ante sus planes de tra­ba­jo en el mar­co del pro­gra­ma Caña de Azú­car de la Eeaoc”, indicó Soria.

Pre­cisó que tales planes se desar­rol­lan en tres líneas de tra­ba­jo fun­da­men­tales:

I — Esti­mación de super­fi­cies cul­ti­vadas y pro­duc­ció, medi­ante la uti­lización de imá­genes satelitales.

II — SIG apli­ca­dos a la agri­cul­tura.

III — Activi­dades de con­tin­gen­cias, nuevas tec­nologías.

“Des­de 1997 la insti­tu­ción desar­rol­la activi­dades de inves­ti­gación y de ser­vi­cios, por medio del uso de la infor­ma­ción dig­i­tal apor­ta­da por las imá­genes satelitales. Este año se pro­du­jo el primer mapa con la super­fi­cie de la caña de azú­car que pudo difer­en­ciar tres nive­les de pro­duc­ción, lo que gen­eró un hito en la pro­duc­ción de infor­ma­ción estadís­ti­ca de los cul­tivos de caña de azú­car en el país ”, dijo Soria.

Agregó que esto se está desar­rol­lan­do anual­mente has­ta el pre­sente; y se agregó esta tarea a todos los cul­tivos exten­sivos que se pro­ducen en la lla­nu­ra tucumana.

“Hoy la sec­ción cuen­ta con una base de datos grá­fi­ca (mapas geor­ref­er­en­ci­a­dos) y alfanuméri­ca que per­miten diver­si­ficar los estu­dios del área cañera, lo que gen­era pro­duc­tos y resul­ta­dos nuevos a par­tir de dicha infor­ma­ción”, dijo.

Un ejem­p­lo de ello, agregó, son los estu­dios real­iza­dos sobre el avance de cosecha para el ajuste de los cál­cu­los de caña y de azú­car.

“Otro pro­duc­to es el seguimien­to del mane­jo agronómi­co del cañav­er­al; en espe­cial, la rotación caña-soja, a par­tir del cual se pudo obten­er una infor­ma­ción muy impor­tante como es la edad de los cañav­erales de Tucumán ”, indicó.

Con­tó que a niv­el region­al tam­bién se real­izan estu­dios del avance de la fron­tera cañera sobre áreas que históri­ca­mente fueron graneras. “Al analizar este avance resultó intere­sante cono­cer sobre qué regiones agrológ­i­cas se ubicó la sacarífera. Esto se pudo medi­ante la super­posi­ción de la infor­ma­ción geor­ref­er­en­ci­a­da con otras capas tam­bién geor­ref­er­en­ci­adas (regiones agrológ­i­cas, mapas de sue­lo, mapas de apti­tud pro­duc­ti­va, mapas de pen­di­entes de sue­lo, etcétera) ”, descrito.

Otra infor­ma­ción de suma impor­tan­cia des­de lo agronómi­co y ambi­en­tal, sigu­iente, es el seguimien­to que todos los años se real­iza del avance de áreas que­madas den­tro del sec­tor cañero.

“Tam­bién es impor­tante resaltar el análi­sis de los efec­tos adver­sos de las vari­ables atmos­féri­c­as, como son las heladas, sequías, granizadas, vien­tos, etcétera; todos even­tos climáti­cos que pueden ser mapea­d­os y men­su­ra­dos en fun­ción de la afectación del cañav­er­al ”, Dijo Soria.

Fuente: La Gac­eta.