IAC presenta tres nuevas variedades de caña de azúcar

El paquete tecnológico que caracteriza a las tres nuevas variedades implica alta productividad y resistencia a las principales enfermedades de los cultivos

El Insti­tu­to Agronómi­co (IAC) pre­sen­tó tres nuevas var­iedades de caña de azú­car a la indus­tria brasileña de la caña de azú­car el pasa­do viernes 1 de octubre de 2021, en Ribeirão Pre­to, en el Cen­tro de Caña de Azú­car IAC, de la Sec­re­taría de Agri­cul­tura y Abastec­imien­to de São Paulo, durante un even­to con el vice ‑gob­er­nador Rodri­go Gar­cía y el sec­re­tario de Agri­cul­tura Ita­mar Borges. Exis­ten tres grandes opciones de cul­ti­vo con car­ac­terís­ti­cas de alta pro­duc­tivi­dad, mod­ernidad y adaptación a la siem­bra y cosecha mecan­izadas. En la cer­e­mo­nia se real­izó una entre­ga sim­bóli­ca de las nuevas var­iedades que están lle­gan­do para los cañeros.

“Las tres nuevas var­iedades son parte del arse­nal biológi­co que con­tribuirá a la ver­ti­cal­ización de la pro­duc­tivi­dad de las planta­ciones de caña de azú­car en São Paulo y Brasil”, dice el líder del Pro­gra­ma Cana IAC y direc­tor gen­er­al del Insti­tu­to de Agronomía, Mar­cos Guimarães de Andrade Lan­dell.

El paque­te tec­nológi­co que car­ac­ter­i­za a las tres nuevas var­iedades impli­ca alta pro­duc­tivi­dad y resisten­cia a las prin­ci­pales enfer­medades del cul­ti­vo, tamaño erec­to, apto para difer­entes ambi­entes y exce­lente desem­peño en difer­entes regiones brasileñas. Los tres brin­dan la posi­bil­i­dad de plan­tar en las regiones de São Paulo, Goiás, Mato Grosso do Sul, Paraná, Bahía y Tocan­tins. Cada uno tiene car­ac­terís­ti­cas que lo adap­tan a difer­entes condi­ciones ambi­en­tales, pre­sen­tan­do resul­ta­dos que depen­den de su insta­lación, según los nichos pre­vis­tos en el desar­rol­lo que lle­va a cabo el Pro­gra­ma Cana IAC.

IACSP04-6007 es una gran alter­na­ti­va para la indus­tria de la caña de azú­car, tan­to para los inge­nios como para los pro­duc­tores de caña de azú­car. Es muy ver­sátil porque tiene una exce­lente adaptación a la región Paulista Sur y Cen­tro al Norte de Paraná y Mato Grosso do Sul. Su pro­duc­tivi­dad es 13% may­or que la var­iedad más plan­ta­da en Brasil hoy. Este aumen­to rep­re­sen­ta 10 toneladas más de caña por hec­tárea. Estas ganan­cias son aún may­ores en los nichos regionales donde se indi­ca ”, dice Lan­dell.

El inves­ti­gador desta­ca que estas nuevas var­iedades com­er­ciales se desar­rol­laron den­tro de la estrate­gia de alto poten­cial para nichos regionales. Se debe diver­si­ficar la com­posi­ción del cam­po de caña, es decir, se deben uti­lizar unas diez var­iedades difer­entes para seguir la recomen­dación de cada mate­r­i­al, rep­re­sen­tan­do, como máx­i­mo, el 15% del área total. “La com­ple­ji­dad es lo que lle­va a una pro­duc­tivi­dad de 120 toneladas por hec­tárea, en prome­dio de los cin­co cortes, opti­mizan­do nichos regionales y uti­lizan­do las var­iedades más adap­tadas a cada local­i­dad”, agre­ga.

El Pro­gra­ma Cana IAC adop­ta la estrate­gia de iden­ti­ficar todas las var­iedades desar­rol­ladas con sus per­files regionales para que el pro­duc­tor no se equiv­oque a la hora de ele­gir una deter­mi­na­da var­iedad para su región. El obje­ti­vo es brindar las pau­tas como si de una “hoja” se tratara, que aporte todas las car­ac­terís­ti­cas de los mate­ri­ales biológi­cos y su respec­ti­vo desem­peño de acuer­do al medio donde se siem­bran.

IACSP04-6007, como IACCTC05-9561 e IACCTC05-2562, tiene exce­lentes car­ac­terís­ti­cas agroin­dus­tri­ales. Con tamaño ver­ti­cal, las tres nuevas var­iedades con­tribuyen al mejor rendimien­to de las máquinas en siem­bra y cosecha mecan­izadas.

IACSP04-6007 e IACCTC05-9561 tienen alta veloci­dad de crec­imien­to ini­cial, car­ac­terís­ti­ca que hace que sus hojas se cier­ren más ráp­i­da­mente, provo­can­do som­bras que impi­den la apari­ción de malezas. “Esta car­ac­terís­ti­ca de cer­rar bien da como resul­ta­do una especie de paraguas foliar, que pro­tege la plan­ta com­bat­ien­do las malas hier­bas”, expli­ca. El ben­efi­cio obtenido es la reduc­ción del uso de her­bi­ci­das. El crec­imien­to rápi­do tam­bién per­mite la siem­bra pos­te­ri­or.

IACSP04-6007 se selec­cionó orig­i­nal­mente en la región suroeste del esta­do de São Paulo, donde hay menos déficit hídri­co. Ya cuen­ta con expre­si­vas áreas de cul­ti­vo en los esta­dos de Mato Grosso do Sul y Paraná, además de estar en su propia región de ori­gen, en el munici­pio de Assis, en el inte­ri­or de São Paulo. Actual­mente, ha des­per­ta­do mucho interés y ha ido ganan­do ter­reno en las regiones Norte y Oeste del esta­do, además del Triân­gu­lo Mineiro.

“A pesar de provenir de una región con un cli­ma más suave, cuan­do en una región más cál­i­da, tam­bién se ha desta­ca­do, inclu­so en Goiás y el Oeste de São Paulo, siem­pre que en sue­los con mejor capaci­dad de alma­ce­namien­to de agua”, expli­ca Lan­dell. IACSP04-6007 tiene una exce­lente madu­ración des­de el ini­cio de la cosecha, en abril, has­ta el final, en sep­tiem­bre.

IACCTC05-9561

Desar­rol­la­do en el oeste de Bahía, una región muy pecu­liar con aspec­tos pro­duc­tivos lim­i­tantes, el IACCTC05-9561 se ha desta­ca­do en condi­ciones muy desafi­antes: el Cer­ra­do brasileño. Muy adap­ta­do al norte de Goiás, donde se está plan­tan­do en la plan­ta de Jalles Macha­do. Indi­ca­do para entornos medios a favor­ables, su adop­ción tam­bién ha ido cre­cien­do en São Paulo y Paraná.

“Entre las numerosas car­ac­terís­ti­cas pos­i­ti­vas de IACCTC05-9561, desta­ca la exce­lente adaptación a la mecan­ización y una exce­lente opción en el mane­jo avan­za­do del cul­ti­vo de la caña de azú­car; además, la uni­formi­dad bio­métri­ca y el rápi­do crec­imien­to le otor­gan una exce­lente pro­duc­tivi­dad en todos los cortes”, comen­ta Lan­dell.

IACCTC05-2562

IACCTC05-2562 tiene un crec­imien­to ini­cial más lento, por lo tan­to, tiene menos vol­u­men de hojas. Esto es pos­i­ti­vo porque, en la época seca, cuan­tas más hojas tiene la plan­ta, may­or es la pér­di­da de agua por masa foliar. “La caña con fit­o­masa no muy grande está más pro­te­gi­da del déficit hídri­co, ya que no pierde tan­ta agua por evap­o­tran­spiración”, expli­ca el cien­tí­fi­co del IAC, de la Agen­cia de Tec­nología Agroin­dus­tri­al de São Paulo (APTA).

Desar­rol­la­do en la región de Ribeirão Pre­to, el IACCTC05-2562 tiene su ori­gen en la var­iedad CTC4, una de las más plan­tadas, con el difer­en­cial de ten­er bue­na resisten­cia a la roya, además de buen com­por­tamien­to des­de Paraná has­ta Tocan­tins. En buenos ambi­entes y tiene alto rendimien­to. “Es una var­iedad que nace muy bien, cier­ra muy bien las líneas y cosecha muy bien”, resume Lan­dell.

¿Por qué es impor­tante el tamaño erec­to del bastón?

Las máquinas para plan­tar y cosechar caña de azú­car fun­cio­nan mejor con cañas ver­ti­cales. En la cosecha mecan­iza­da, las hojas se descar­tan y se dejan en el sue­lo, pre­serván­dola de pro­ce­sos ero­sivos y liberán­dola de la pér­di­da de agua. Además, la caña ergui­da ayu­da a reducir la impureza min­er­al, que resul­ta del con­tac­to de la caña con el sue­lo, en el momen­to de la cosecha. “Cuan­do la caña cae y toca el sue­lo, las impurezas van a la indus­tria, reducien­do la cal­i­dad de la caña”, expli­ca Lan­dell.

Otro fac­tor que con­tribuye al fun­cionamien­to de las máquinas es la uni­formi­dad bio­métri­ca de la caña de azú­car, es decir, la plan­ta tiene la mis­ma altura y diámetro que los tal­los. “El equipo de siem­bra y cosecha fun­ciona mejor cuan­to may­or es la uni­formi­dad del mate­r­i­al biológi­co” , da fe.

Fuente: DATAGRO