El mercado del azúcar puede enfrentar desafíos, pero encontrará apoyo en los precios en 2023

Informe de hEDGEpoint Global Markets traza panorama del commodity en Brasil, América Central y del Norte, Europa y Asia. El azúcar con buenas perspectivas.

Aunque el sen­timien­to de ries­go haya mejo­ra­do a prin­ci­p­ios de 2023, a medi­da que las economías de Esta­dos Unidos y Europa se recu­per­an, es prob­a­ble que el mer­ca­do del azú­car enfrente desafíos en ade­lante.

Pero la reaper­tu­ra grad­ual de Chi­na y su acel­eración económi­ca, pueden ofre­cer apoyo a los pre­cios de los com­modi­ties, espe­cial­mente el petróleo, favore­cien­do tam­bién los pre­cios de los edul­co­rantes, según el nue­vo informe “Per­spec­ti­vas 2023 – Com­modi­ties agrí­co­las y energéti­cos” pub­li­ca­do por hEDGE­point Glob­al Mar­kets.

“Al con­trario de las últi­mas tres cose­chas, todo indi­ca que el azú­car ten­drá superávit en la cosecha de 2022/2023. El ses­go a la baja encon­tró resisten­cia en el endurec­imien­to de cor­to pla­zo y en las mejo­ras de la coyun­tu­ra macro­económi­ca a fines de 2022.

“Como las prin­ci­pales cose­chas del hem­is­fe­rio norte se retrasaron, la escasez a la que se enfrentan los flu­jos com­er­ciales se ha alarga­do”, señala Lívea Coda, anal­ista de Azú­car y Etanol de hEDGE­point Glob­al Mar­kets.

Ser cautelosos

Mar­ca­da por la escasez de ofer­ta, la tem­po­ra­da de 21/22 (octubre-sep­tiem­bre) sin­tió el efec­to direc­to de una fuerte caí­da en la cosecha brasileña. Con cier­ta recu­peración en 22/23 (abr-mar) del Cen­tro-Sur y exce­lentes expec­ta­ti­vas para la tem­po­ra­da 23/24 (abr-mar), los fun­da­men­tales indi­can un mer­ca­do de ten­den­cia bajista.

“Sin embar­go, debe­mos ser cautelosos. A pesar de que esta­mos entran­do en un año con superávit, fuera del mer­ca­do de los edul­co­rantes, los com­modi­ties encuen­tran un entorno favor­able, lo que puede lim­i­tar la caí­da de los pre­cios”, señala el exper­to.

El Cen­tro-Sur de Brasil es el prin­ci­pal provee­dor de azú­car en la entre cosecha del hem­is­fe­rio norte. En 21/22 (abr-mar) la región enfren­tó una caí­da, y en el sigu­iente ciclo, 22/23 (abr-mar), una recu­peración ini­cial.

“Seguimos un poco con­ser­vadores cer­ca del límite infe­ri­or (549,3Mt). Como los pre­cios fueron en su may­oría favor­ables para la pro­duc­ción de azú­car, las expec­ta­ti­vas de mez­cla son bas­tante altas, alrede­dor del 45,7%. No obstante, es impor­tante señalar que ya se ha fija­do el pre­cio de una pro­duc­ción de azú­car de 33,7Mt y aho­ra el mer­ca­do está aten­to a las per­spec­ti­vas para 23/24 (abr-mar)”, comen­ta Lívea Coda.

Si no es tan inten­so como en 2021, el cli­ma inade­cua­do haría que la molien­da varíe entre 580 y 600Mt. Esto sig­nifi­ca que la pro­duc­ción de azú­car tiene un ran­go posi­ble de 35,5 a 36,7Mt, según la empre­sa.

Fuente: ABC Rur­al.