Cuba cumple convenios de exportación de azúcar en zafra 2018–2019

El vocero del Grupo Azucarero Azcuba, Liobel Pérez Hernández, dijo que la venta internacional del dulce continuaba al concluir mayo último, cuando aún 15 ingenios participaban en la molienda de caña.

Cuba ha cumpli­do su pro­gra­ma anu­al de exportación de azú­car crudo 2018–2019, a pesar de fac­tores adver­sos durante la cam­paña a pun­to de con­cluir, asev­eró el vocero del Grupo Azu­carero Azcu­ba, Lio­bel Pérez Hernán­dez.

En declara­ciones a la pren­sa local, Pérez Hernán­dez pre­cisó que la ven­ta inter­na­cional del dulce con­tinu­a­ba al con­cluir mayo últi­mo, cuan­do aún 15 inge­nios par­tic­i­pa­ban en la molien­da de caña y de los cuales sólo tres man­tenían encen­di­da su maquinar­ia.

Chi­na es uno de los prin­ci­pales país­es con­sum­i­dores de azú­car cubana, con 400.000 toneladas al año, así como Indone­sia, Rusia, Bielor­ru­sia, Kaza­jistán, Uzbek­istán, Líbano y Perú, entre otras naciones.

Según Pérez, el plan de fab­ri­cación de azú­car para la zafra 2018–2019 alcan­z­a­ba el 87%, para un crec­imien­to de un 31% en relación con la cam­paña prece­dente.

Durante la con­tien­da 2017–2018, la indus­tria cubana pro­du­jo poco más de 1 mil­lón de toneladas de azú­car crudo, en tan­to el plan para la actu­al zafra, que comen­zó en noviem­bre pasa­do y sumó 54 fábri­c­as, es de 1,5 mil­lones de toneladas.

Pérez Hernán­dez agregó que tam­bién se reg­is­tran “cifras sig­ni­fica­ti­vas” en var­ios deriva­dos de la gramínea, como el alco­hol, la miel, la energía eléc­tri­ca y el ali­men­to ani­mal.

Admi­tió que esta zafra fue afec­ta­da primero por una sequía pro­lon­ga­da y luego por inten­sas llu­vias supe­ri­ores a la media históri­ca, lo que influyó en la cal­i­dad de la gramínea.

Tam­bién incidió de man­era neg­a­ti­va la lle­ga­da tardía de ase­gu­ramien­tos, con afectación en el alis­tamien­to y disponi­bil­i­dad de repuestos en las fábri­c­as, cosechado­ras, camiones y el alto tiem­po indus­tri­al per­di­do, en el corte y el trans­porte, además de pér­di­das por bajo rendimien­to indus­tri­al.

El azú­car es el quin­to rubro exportable de Cuba, después de los ser­vi­cios, tur­is­mo, biotec­nología y taba­co.

Las autori­dades locales con­sid­er­an que cumplir la pro­duc­ción de crudo plan­i­fi­ca­da es una tarea “de primer orden” y “vital” para la economía cubana.

Fuente: Améri­caE­conomía.