Azúcar de caña: una pizca de sano entre el deporte y el azúcar

El deporte y el azúcar están muy conectados. Sólo hay que saber cómo para potenciar sus beneficios.

El debate entre el con­sumo de azú­car y su impor­tan­cia en la dieta de los deportis­tas es inmen­so. Por eso, según el por­tal Hable­mos de azú­car, “sabe­mos bien que con­sumir cualquier ali­men­to en exce­so no es bueno para la salud, pues pre­dispone a pade­cer enfer­medades tales como sobrepe­so y obesi­dad, aumen­to de coles­terol y grasas en la san­gre, dia­betes, entre otras”.

Sin embar­go, hablan­do del azú­car y sus mitos, muy pocos cono­cen los ben­efi­cios que apor­ta y la can­ti­dad ade­cua­da para incluir­la en una dieta salud­able.

Al igual que las calorías, no todos los difer­entes tipos de azú­car son dañi­nos para la salud. El azú­car de fuentes nat­u­rales y con­sum­i­da con mod­eración puede ten­er un efec­to pos­i­ti­vo en el organ­is­mo, ya que apor­ta energía, mantiene el cuer­po fuerte y fun­cio­nan­do ade­cuada­mente, además con­tribuye con la bue­na salud del cere­bro y has­ta puede ayu­dar a metab­o­lizar las grasas salud­ables más ráp­i­da­mente.

Para que puedas com­pren­der la can­ti­dad ade­cua­da, debes tomar en cuen­ta que del total de las calorías que con­sum­i­mos a diario, un 60% derivan de los hidratos de car­bono, pero de estos, solo un 10% deben ser azú­cares sim­ples. Por lo tan­to, en una dieta de aprox­i­mada­mente 2000 Kcal, se puede incluir un máx­i­mo de 30 gramos de azú­car al día, que equiv­alen a 6 cuchara­di­tas de azú­car, más 2 cuchara­di­tas de dulce para untar.

Esta can­ti­dad se ele­va con­sid­er­able­mente en deportis­tas, quienes lle­van una dieta hiper­hidro­car­bona­da y en algunos gru­pos de la población con más requer­im­ien­to calóri­co.

Fuente: El Intran­si­gente.