Alistan zafra azucarera en provincia de Cuba

En una de las provincias claves para la economía de Cuba, como Camagüey, los preparativos hoy de la infraestructura azucarera resultan de gran prioridad de cara a la próxima zafra.

Aunque la indus­tria del refi­no no sobre­sale entre los prin­ci­pales rubros exporta­bles de la más exten­sa región del país, su aporte resul­ta con­sid­er­able en tiem­pos en que a la economía cubana le urgen mejo­rar sus reg­istros pro­duc­tivos.

De acuer­do con el rota­ti­vo Ade­lante Dig­i­tal “el cen­tral Panamá en Ver­tientes, una de las dos indus­trias azu­car­eras que fab­ri­carán crudo cubano y sus deriva­dos la próx­i­ma zafra en esta provin­cia, eje­cu­ta los prepar­a­tivos agro-fab­riles según los pronós­ti­cos”.

El man­ten­imien­to de las maquinar­ias y los medios de corte de caña avan­zan cer­cano al 80 por cien­to, ase­gu­ra la pub­li­cación.

A pesar de las difi­cul­tades provo­cadas por la obso­les­cen­cia de los equipos y los efec­tos del blo­queo de los Esta­dos Unidos para la importación, “los insumos prin­ci­pales se man­i­fi­es­tan con may­or seguri­dad esta con­tien­da que la ante­ri­or”, según el rota­ti­vo.

En la provin­cia y con vis­tas a la propia con­tien­da azu­car­era se alis­tan los con­duc­tos para el abastec­imien­to de agua, además del ase­gu­ramien­to de espe­cial­is­tas en el mane­jo de evap­o­radores.

Fac­tores que “decidirán en la pro­duc­ción de no menos de 17 mil 531 toneladas del dulce, la elab­o­ración de Miel b y otros deriva­dos de la caña de azú­car”.

En el últi­mo lus­tro en la políti­ca del país resalta la necesi­dad de lograr altos nive­les de aprovechamien­to de las poten­cial­i­dades fab­riles.

Además de cumplir lo plan­i­fi­ca­do en la pro­duc­ción de ali­men­to ani­mal, energía, alco­hol, ron, tableros, sor­bitol, cera y otros deriva­dos de la pro­duc­ción agroin­dus­tri­al azu­car­era.

Tam­bién la de simultánea­mente a la cosecha, plan­tar los volúmenes de caña plan­i­fi­ca­dos, y avan­zar en el riego, la fer­til­ización y el cul­ti­vo para garan­ti­zar la mate­ria pri­ma disponible de venideras cam­pañas azu­car­eras.

Fuente: Pren­sa Lati­na.